Distancia en (Kilómetros) 50

Las emociones en los niños

  1. Página principal
  2. Dr. Edilberto Peña
  3. Las emociones en los niños
EdilbertoPena-Senalesdealerta-pagina

Un buen punto de partida a cerca de esto es, sin mencionarles que la mitad de los padecimientos de salud mental debutan antes de los 15 años, esto es algo mucho más que antes porque como padres muchas veces no nos imaginamos que nuestros hijos pueden iniciar y ser portadores de una enfermedad de la salud mental como la depresión, la ansiedad o la bipolaridad. Estamos más acostumbrados a algunos otros factores de regulación emocional como pueden ser el déficit de atención        u otros trastornos del control de los impulsos.

Las emociones en los niños siempre son un campo donde los tenemos que leer de forma lineal; cuando un niño no se está desarrollando de forma adecuada va a empezar a dar pasos hacia atrás en su desarrollo, si ya había controlado esfínteres, si ya dominaba ciertas tareas, si tenía un buen desarrollo psicomotor se va echando hacia atrás, si ya dormía perfecto va empezando a tener insomnio.

El cuerpo y la interacción física de la mente con el cuerpo de los niños habla mucho por ellos. Los niños frecuentemente somatizan, tienen neurodermatitis o dermatitis atópica en la piel sobre todo en las axilas, las ingles, las rodillas o los codos donde es una relación de una enfermedad cutánea que se relaciona a problemas emocionales y también cambios bruscos en la conducta ese es un dato clave, cuando se aíslan, se vuelven más irritables, los niños no tienen la consciencia para poder manifestar asertivamente síntomas de ansiedad o de depresión, pero cambian sus conductas, se vuelven irritables, se vuelven más rebeldes, se comen las uñas, se pueden enredar y arrancar el cabello o incluso lastimarse o lesionarse.

 

Si empiezan a cambiar su patrón de gustos de forma abrupta, se alejan de todos los demás y dejan de convivir en los ámbitos familiares son señales de alerta.

Uno como padre siempre tiene que corroborar la información con el resto de gente que está alrededor de su hijo, los maestros, los amigos o los primos de algunos de los otros familiares que pueden estar en contacto con este niño que puede tener un problema emocional.

Son muy frecuentes como habíamos mencionado, pero se detectan y son muy fáciles de tratar, la mayoría de los padecimientos emocionales se solucionan con terapias cortas muy rápidas y con muy buena evolución de psicoterapia. En algunos casos tendremos que usar medicamentos que serán los menos, pero siempre lo adecuado es acercarse al especialista en salud mental para hacer una buena evaluación y tener el correcto diagnóstico y tratamiento.

 

Tu Salud Guía

Autor desde:  18/09/2019

Deja una respuesta