fbpx

Mi vida sin Marcapasos – Testimonio de vida, Adriana Guzmán Noreña

Mi vida sin Marcapasos – Testimonio de vida, Adriana Guzmán Noreña

John: hola amigos de Tu Salud Guía, soy John Gill y hoy en testimonios de vida nos acompaña una persona que desde su experiencia y profesionalismo ayuda a otra cantidad de personas a mejorar su calidad de vida, ella es Adriana Guzmán, es odontóloga y profesional en terapia neural.

Adriana, ¿Cómo estás?

Adriana: muy bien, muchas gracias John por esta invitación para compartir con ustedes un poquito de mi historia de vida y de salud.

John: lo primero que me interesa y sé que le interesa a la gente que nos está viendo es saber ¿Quién es Adriana?

Adriana: Adriana es un ser en constante aprendizaje, una mujer enamorada de la naturaleza, esposa, hija, hermana, preparada y formada como odontóloga de profesión y como complemento a esa vida y a esa profesión, me he formado como terapeuta neural como health coach en nutrición integrativa. Todo eso va muy ligado a todo el proceso de mi estado de salud, aprendiendo mucho y formándome como profesional para poder ayudar a las otras personas en este campo y aspectos, ayudándole a la gente a mejorar su calidad de vida, a ser mucho más consciente de su estilo de vida, de su alimentación, de sus pensamientos, de la forma de vivir la vida para buscar esa autosanación y finalmente eso se ve reflejado en el tema de autosanación en mí.

John: claro, lo que has podido lograr con esa perspectiva de vida y con concentrarte realmente en ti. ¿Cómo comienza toda esta historia del marcapasos?

Adriana: esta historia del marcapasos comienza muy particular, estaba recordando esa primera vez que tuve un síntoma y fue un síncope. Me desmayé después de una cirugía que me hicieron de apendicectomía y recuerdo que estando en la clínica el síncope fue muy fuerte, me di contra el lavamanos, fue algo muy traumático y a partir de ahí se empezaron a desencadenar y a desarrollar los síntomas de la disautonomía mucho más fuerte, en ese momento todavía no me habían diagnosticado, cada vez eran más frecuentes los síncope y finalmente llegué donde el cardiólogo, electrofisiólogo que empezó todo este proceso de diagnóstico donde me hicieron una serie de exámenes para diagnosticarme la disautonomía.

John: tengo entendido que ya no tienes el marcapasos.

Adriana: ya no tengo el marcapasos, pero mira, dentro de esa historia hay algo. Fueron como 10 años de síntomas, de síncopes, era un proceso a veces tensionante y desde el acompañamiento de la familia era difícil porque, por ejemplo, mi mamá tenía que estar al lado mío cuando yo me despertaba porque me levantaba de la cama y me desmayaba, entonces ella debía estar ahí muy pendiente de mí y obviamente preocupada y estresada porque yo tenía que hacer mi vida, salir a la calle, estudiar y todo el estrés y la situación vivida, además, del tema de esa adolescencia o de esa edad donde en la ciudad donde vivimos es tan importante y en esa época era digamos que una personalidad en formación, se volvía tensionante el tema del cuerpo, del estar bien, del estar delgada y yo no era no era delgada y hacía todo lo que fuera por estar delgada, entonces dietas extremas, ejercicio extremo, abusé de mi cuerpo y llegué a un punto donde los síncopes cada vez eran más seguidos, más fuertes y el último que tuve fue 10 años después de ese primer síncope donde me fracturé el peroné; ese fue digamos que “la tapa del congolo” y ahí él cardiólogo dijo, esto ya está ya no, ya está atentando contra la vida. Me hicieron más exámenes adicionales, encontraron que había una disfunción en el corazón no solamente el tema de la disautonomía, sino que había una disfunción en el nodo sinusal y fue el momento donde se toma la decisión por salud, de poner un marcapasos para la asistencia de mi corazón.

John: ¿Cuánto tiempo tuviste el marcapasos?

Adriana: el marcapasos lo tuve 10 años diez. 10 años donde al principio fue muy duro el proceso de adaptación, pero era para mí un seguro de vida y para mi familia la tranquilidad de que, teniendo el marcapasos, este me iba a asistir para no tener esos síncopes y no volver a tener algún tipo de trauma fuerte que me fuera a generar situaciones mayores y más complejas.

John: sí, lo normal es que las personas que necesitan el marcapasos lo deban tener el resto de su vida.

Adriana: sí, generalmente es un aditamento que es para toda la vida, es más, cuando a mí me lo pusieron ya era para toda la vida.

Inclusive me lo cambiaron a los 7 años, me debían hacer una resonancia magnética y el marcapasos que tenía en ese momento no era compatible con resonador, entonces como ya había una lesión en la columna y probablemente me iban a tener que hacer varias resonancias en el resto de mi vida, se cambió el marcapasos por uno compatible con resonador, pero a los tres años ese marcapasos yo lo empiezo a sentir incómodo en mi cuerpo y me estorbaba, yo me acostaba para un lado, me acostaba para el otro lado, me incomodaba, yo sentía que era un aditamento que mi cuerpo no lo estaba recibiendo bien.

John:  y ahí comenzó ese tránsito a deshacerte del marcapasos. ¿Qué pasa en tu cuerpo, contigo precisamente para llegar a ese punto?

Adriana: pasan muchas cosas. Empiezo a ser más consciente de mí y a hacerme cargo de mi salud, yo Adriana Guzmán, no el medio externo, no depender de absolutamente nadie, yo soy la única responsable de mi salud, empiezo a estudiar terapia neural, eso también me eleva el nivel de conciencia y a partir de la terapia neural se desencadenan una serie de cuestionamientos y de la necesidad de conocimiento frente al tema de la alimentación y de la nutrición en general. No es solamente lo que nos llevamos a la boca, sino el tema de relaciones, de hacer ejercicio, de la respiración, de ser consciente, de cocinar mis propios alimentos, de una serie de factores que al final llevan a que mi cuerpo diga ya es el momento de no estar más con este aparato, tu corazón puede.

John: yo siento que hay una relación muy cercana entre lo que te tocó vivir con el marcapasos y tu decisión de trabajar en esto de la terapia neural, es también como una manera de ayudar a otras personas y ayudarles a remediar esos temas de dolor o ¿Qué conexión pueda haber con eso?

Adriana: sí, la conexión es muchísima porque con la terapia neural lo que se busca es hacer repolarización de las células y al regularizar las células, ellas van a volver a un equilibrio donde los síntomas no tienen razón de ser, ni de estar ahí. Antes de yo ser terapeuta neural fui paciente de terapia neural y fue lo que me llevó a querer expandir esta semilla, esta información y conocimiento, esta posibilidad de ayudarle a los demás a mejorar su calidad de vida y complementarlo con el tema del coaching nutricional, que no solamente va desde los alimentos que nos llevamos a la boca, sino desde esa alimentación completa, ese contacto con la naturaleza, la respiración, el ejercicio, el estar presente, el ser consciente, el hacernos cargo de nosotros mismos.

John: sí, una experiencia súper bonita y es precisamente cómo lo que a mí me toca, en algún momento termina siendo algo que le ayuda a las otras personas también a superar sus enfermedades o por lo menos tener esperanza de que algo puede ser mejor; no importa el camino difícil, siempre hay formas de llevarlo de una manera más amable con la vida y de forma alegre.

Tú sigues dependiendo de medicamentos por todo este tema o también te deshiciste de eso.

Adriana: cero medicamentos, mi medicina es la alimentación, la meditación, el ejercicio, la bicicleta, el yoga, tratar de cultivar buenas relaciones, obviamente somos seres humanos y a veces dentro del proceso de aprendizaje, no quiere decir que no coma dulce, sí lo hago, pero es mucho más regulado, no quiere decir que no me dé mal genio, somos seres humanos, pero es tratar de saber qué hacer con esas emociones y no permitirnos que el cuerpo absorba toda esa información para convertirse en una enfermedad, sino saber gestionar esas emociones, situaciones y lo que nos pasa en el día a día.

John: pienso yo que la mente y los sentimientos son los controladores de lo que pasa en el resto del cuerpo, todo lo que sucede acá arriba y lo que sucede en el resto, lo podemos controlar o tener algo de esa gestión que nos ayude a mejorar.

El tema de la alimentación es algo externo que terminamos utilizando a nuestro favor, el pensar positivamente, las relaciones, el estar conectado de una manera más natural con el espacio, con el universo, la naturaleza, es también esa manera de remediar eso que podrían ser problemas y que no solamente están mostrados en ti con el tema del marcapasos, sino en otras personas con otras enfermedades.

¿Cuál sería ese consejo o esos consejos que tú le darías a las personas que tienen esta enfermedad o que en cualquier otro padecimiento necesitan tal vez de estas mismas soluciones?

Adriana: yo creo que daría una recomendación más global porque es muy importante entender la bio-individualidad. Hay situaciones donde ya hay un tema estructural a nivel de corazón donde necesariamente vas a tener tu marcapasos de por vida, el caso mío es un caso excepcional donde yo hice un trabajo interior y en ese trabajo personal logré solucionar una situación que yo tenía en mi corazón y finalmente vivir mi vida sin el marcapasos; previo a retirarme el marcapasos hubo una serie de exámenes, yo estuve desconectada un tiempo de él, me lo bloquearon primero antes de tomar esa decisión y fue con mucho cuidado y cautela, es una decisión tomada muy a conciencia.

Como recomendación global a las personas en cuanto al tema de salud es que se hagan cargo de ustedes mismos, tomar no tanto el control porque hay situaciones que uno no puede controlar, tomar conciencia de, cuidar la alimentación, buscar que los alimentos que te comes sean lo más real posible, tratar de evitar al máximo los alimentos ultra procesados, la comida chatarra, los fritos, alimentos que realmente van a generar procesos inflamatorios y que van a afectar tu cuerpo y tus células de una u otra forma, hacer ejercicios de respiración, de meditación, alguna forma de relajación que cada uno escoja, pero estar consciente y presente en ese momento, hacer ejercicio, mover el cuerpo es supremamente importante, tener buenas relaciones, evitar al máximo o salir de esas relaciones tóxicas que de pronto generen tanto estrés, angustia, eso también genera procesos inflamatorios a nivel del cuerpo.

Y muy, muy importante la conexión espiritual.

John: no hablamos de religión, hablamos de lo espiritual porque a veces se puede malinterpretar, pero ese equilibrio entre el espíritu o lo que uno siente acá adentro más el cuerpo y lo que está rodeándonos, buscar ese equilibrio es lo más importante.

Adriana: todos tenemos la capacidad y la posibilidad de auto-sanarnos siempre y cuando queramos hacerlo y hagamos lo que hay que hacer. Hay muchas alternativas, opciones y profesionales que estamos dispuestos y me incluyo ahí porque de verdad dentro de este proceso de autoaprendizaje ha sido muy bonito poder aprender y compartir esta información y conocimiento con las personas. Abro mi corazón y mi conocimiento para las personas que necesiten apoyo, ayuda desde el tema de coaching en salud holística, desde el tema de terapia neural, de todo ese acompañamiento y guía que les puedo brindar.

John: yo diría que quien mejor que alguien que ha pasado por ese tipo de procesos y entiende perfectamente a qué se enfrenta cada uno y cuáles pueden ser las herramientas para superarlo.

Adriana muchas gracias, muchas gracias por este testimonio, de verdad que es muy valioso para las personas que nos ven. Para quienes todavía no hemos tenido, no puedo llamarlo oportunidad, pero sí tener algún tipo de enfermedad que nos lleve a estos padecimientos o tener que tener como en el caso tuyo, un marcapasos, pero es muy valioso para todos, realmente.

Adriana: gracias a ustedes por la invitación, por permitirme compartir con toda la comunidad de Tu Salud Guía este testimonio de vida y de salud, donde finalmente para eso estamos, para ayudarnos entre todos y para compartir nuestro conocimiento y la información que podemos brindar para mejorar la calidad de vida de todas las personas, gracias John.

John: con mucho gusto y gracias a ti.

Amigos de Tu Salud Guía muchas gracias por acompañarnos en este vídeo, les recuerdo que Adriana es también una de nuestras profesionales en Tu Salud Guía, con ella pueden encontrar solución a temas de terapia neural y este testimonio pues nos da esperanzas a muchos de muchas formas.

- Advertisement -

Tendencias

Artículos relacionados