fbpx

Implantes dentales ¡Conócelos mejor!

Los implantes dentales es un tema muy interesante, es una gran innovación que va a permitir tener una mejor calidad de vida. Los implantes dentales fueron un gran invento que surgió a través de los años, en la historia se ven implantes de hace más de 2000 años en los egipcios, pero en realidad se volvieron una ciencia predecible a partir de 1965 donde el Dr. Branemark, un ortopedista, logró instalar tornillos; primero lo hizo en perros y después en humanos, estos tornillos en realidad podían ser rehabilitados y soportaban la carga masticatoria de un ser humano. Desde 1965 a la fecha, han tenido múltiples evoluciones sobre todo en sus formas, sus diseños, su superficie y la manera en cómo se puede planear para obtener buenos resultados. En esta radiografía podemos ver múltiples implantes en un mismo paciente donde se mezclan una serie de tratamientos para que estos puedan tener un buen resultado. Vemos implantes cortos, largos, ultracortos con injertos en el seno maxilar, una serie de combinaciones que permiten que el implante pueda tener un buen desempeño, por eso el costo de ellos es muy variable porque no todos los pacientes son iguales, no todos necesitan el mismo implante o el mismo número de procedimientos. Hay pacientes que con un implante muy simple pueden ser rehabilitados, otros requieren rellenos de hueso o de otros procedimientos tradicionales para obtener un resultado.

Los implantes pueden venir en diferentes materiales, la mayoría son en titanio que es un metal muy resistente, pero también hay en zirconio para que algún paciente que de pronto tenga alguna sensibilidad a los metales, pueda tener la opción de usar un implante en un material distinto al titanio. Hay implantes de una sola pieza, dos piezas. Los implantes soportan una corona o pueden soportar un puente, por esta razón son una ayuda muy importante porque pacientes que de pronto ya no tienen dientes para hacer puentes, el hecho de poner unos implantes nos permite tener unos cimientos para poder rehabilitarlo. Cuando alguien pierde un solo diente, poner un implante nos evita el costo biológico de tener que tallar los dientes del lado para hacer un puente, además, si se pone un implante en vez de un puente, el paciente tiene la facilidad para pasar la seda dental y poder hacer una mejor higiene que a largo plazo va a alargar la vida de los dientes. Los implantes son un recurso muy valioso que nos permite rehabilitar un paciente de manera más predecible, que permite que ese paciente no tenga que sacrificar sus dientes para poder anclar puentes y que a la vez el resultado cuando están muy bien hechos, es un resultado muy similar al de un diente natural. Los implantes llegaron para quedarse y cada vez vamos a tener una mejor manera de hacerlos y de planearlos. Los implantes tienen una ventaja sobre las prótesis removibles o sobre los puentes y es que como están conectados directamente al hueso no hay ninguna presión sobre la encía, no hay molestias, prácticamente la sensación es muy similar a la de los dientes naturales. Otro beneficio es que no duelen porque normalmente no tienen nervios, no les da caries porque están hechos de un material muy resistente que supera el ataque de la misma, esto no quiere decir que no haya que limpiarlos, si no se hace puede aparecer una infección alrededor y por eso es muy importante que haya una buena higiene oral. Muchas veces poner los implantes nos ayuda a que la higiene oral sea mucho más fácil porque permite el paso de la seda dental para poderlos limpiar adecuadamente.

- Advertisement -

Tendencias

Artículos relacionados