fbpx

La ablactación y el desarrollo neuoromiofuncional

Cuando terminamos en el primer periodo de lactancia idealmente exclusiva del seno materno los primeros seis (6) meses, se inicia una etapa denominada ablactación. La ablactación coincide con las escuelas de algunos pediatras en que empiezan a incluir alimentos a la alimentación del bebé, este punto también en promedio coincide con la erupción de los primeros dientes del bebé, es por esto que hay unas necesidades diferentes desde el punto de vista inmunológico, ya se han hecho todas las vacunas, ya se ha recibido el mayor aporte nutricional de la mamá, pero tenemos la necesidad de ingresar a la dieta vitaminas, minerales y por eso el pediatra le va a recomendar que haga la inclusión progresiva de estos alimentos, además para minimizar el riesgo de las alergias. Teniendo en cuenta que de los seis (6) a los ocho (8) meses en promedio erupcionan los incisivos inferiores y superiores del bebé, entonces también ingresa un cambio en la textura de los alimentos, venía de un líquido, semilíquido, pero aquí llega la necesidad de que los alimentos que llegan a la boca sean o en forma natural o vengan con una pobre preparación. De esta manera, queremos que esa verdura llegue como una compota muy espesa que obliga al bebé a que ascienda la lengua hacia el paladar y haga una buena deglución. En el momento que nosotros licuamos, trituramos, molemos, desbaratamos, desnaturalizamos el alimento primero y segundo no estamos dando el estímulo con una textura ideal del alimento para el bebé.

Esto va a ayudar a que todo el estímulo neuromiofuncional que es muy importante de los 0 a los 30 meses para que luego se desarrolle hasta los cinco (5) años toda la parte de la masticación empiece aquí. En el momento en que usted utilice los dientes artificiales como son la moledora, la picadora y procese demasiado el alimento está dañando el estímulo para que se haga correctamente este proceso, la recomendación es que teniendo en cuenta que el niño no se vaya a ahogar, por ejemplo, si tiene sus dos (2) herramientas ya bien erupcionadas y los incisivos superiores e inferiores, la manzana muy limpia, no se le quita la cáscara y él empieza a hacer el proceso como de roedor, hacer el proceso de apertura y cierre, puede hacerse con una manzana, con una zanahoria, encontramos en el mercado unas galletas que evitan que el niño se vaya a broncoaspirar a base fibra, ya una empresa colombiana tiene estas galletas y son especiales para esta etapa, esto hace que estos niños hagan el movimiento de apertura y cierre que es lo primero que logramos cuando ya tenemos los incisivos en la parte anterior.

- Advertisement -

Tendencias

Artículos relacionados