fbpx

¿Por qué me caen mal los alimentos?

¿Por qué me caen mal los alimentos?

Seguro alguna vez has sentido malestar después de comer algún tipo de alimento, pero realmente sabes por qué. En tu Salud Guía te invitamos a conocer por qué nos caen mal los alimentos y qué podemos hacer para mejorar su ingesta.

En algún momento, todas las personas hemos presentado síntomas como reflujo, acidez, dolor abdominal y de estómago, diarrea y vómito; muchas veces estos síntomas se asocian a la ingesta de alimentos que determinamos como dañinos para nuestro organismo. El doctor Sebastián Castrillón, médico funcional del centro EOS en Medellín, menciona para Tu Salud Guía que el encargado de generar estas reacciones no son los alimentos sino nuestro propio cuerpo.

“Existen dos razones por la cual los alimentos pueden caerte mal: la intolerancia alimentaria que consiste en la incapacidad de ingerir bien un alimento y la sensibilidad alimentaria, donde tu sistema inmune lucha contra este alimento por considerarlo un cuerpo extraño”, comenta Castrillón. Y es que, por ejemplo, al procesar la lactosa de la leche, nuestro cuerpo debería ser capaz de generar las encimas necesarias para este fin, de no hacerlo, estamos en presencia de la llamada intolerancia a este alimento.

Pero, ¿Cuál es la solución? El doctor Sebastián Castrillón menciona que una alternativa es la medicina funcional, donde se “busca recuperar la capacidad de ingerir bien los alimentos” aplicando diferentes técnicas de alimentación y suplementación para que el tracto digestivo pueda procesar correctamente todo tipo de elementos.

Por otro lado, la sensibilidad alimentaria se trata de una respuesta sistemática días después de consumir algún alimento, generando malestares no necesariamente en el sistema gastrointestinal, como por ejemplo con el chocolate o la leche que genera dolor de cabeza y episodios de rinitis.

Es importante revisar nuestra alimentación e identificar esos alimentos que pueden generarnos algún tipo de malestar. Busca información y oriéntate frente a cómo consumirlos sin sus efectos dañinos en tu cuerpo; la clave no es dejar de comerte un chocolate por miedo a que genere migraña, sino a identificar con qué alimentos acompañarlo, y esas cantidades y horarios que pueden reducir este tipo de malestar.

Artículo anterior
Artículo siguiente
- Advertisement -

Tendencias

Artículos relacionados