Salud mental

¿Cómo ayudan las constelaciones familiares en la vida de pareja?

¿Cómo ayudan las constelaciones familiares en la vida de pareja?

Cuando hablamos del mundo relacional de la pareja, tenemos que partir de que cuando dos seres humanos se encuentran, no solamente se están encontrando ellos dos, se están encontrando sus dos clanes y esto es muy importante para el mundo de las constelaciones, para esa visión sistémica constelar y es que dos seres humanos vienen producto, no solamente de la genética, sino también de la historia y de las creencias de sus propias familias. Cuando nos encontramos, en un primer momento se vive el enamoramiento, es muy bello, todas las endorfinas, toda la química, lo que nosotros llamamos “las maripositas en el estómago” son maravillosas, pero luego cuando comenzamos a conocernos, a entrar en la cotidianidad de la relación, en el noviazgo o también en el mundo ya de la convivencia, en el matrimonio, comenzamos a observar lo que llamamos la parte oscura del otro, esa sombra que el otro trae; todo lo que mi pareja trae en ese mundo inconsciente es producto de los asuntos no elaborados de su clan, de su padre, de su madre. Cuando comenzamos la convivencia, en ese mundo relacional nos va a permitir evidenciar aquello que no nos gusta de la pareja y eso que no nos gusta nos va a movilizar todos esos patrones ancestrales que nosotros también traemos. Yo siempre le digo a las parejas miren el camino de la pareja, es un camino de crecimiento psicoespiritual, esto no se trata solamente de escoger el mejor partido de tener carro, casa o beca de viajar por el mundo, realmente el mundo de la pareja nos invita a crecer, es decir, cuando mi alma se enamora de otro ser humano no solamente es por esas cosas bellas luminosas, esas cualidades, el alma también está eligiendo allí a un ser humano con el cual crecer y ¿por donde crecemos? al igual que las plantas crecemos por el lado de la oscuridad, quiere decir, de aquello que no hemos reconocido, que no hemos visto, que nos genera dolor entonces generalmente las parejas llegan a un momento que es el momento de crisis donde después de ver todo lo maravilloso y luminoso de mi pareja, comienzo a ver aquello que no me gusta y justo ahí es donde necesitamos el amor porque amar la parte luminosa y las cualidades de mi pareja, es muy fácil, el amor realmente se necesita es cuando aparece aquello no elaborado, no integrado, oscuro, aquellos patrones y comportamientos que generan dolor en el mundo relacional y es ahí donde las constelaciones nos pueden ayudar porque a través de ellas, una pareja puede precisamente reconocer cuáles son esos patrones que les están llevando a unos comportamientos repetitivos que impiden que como pareja los trasciendan.  

 

Una pareja que realmente camina lo que yo llamo el camino del medio que es el camino del amor espiritual, es una pareja que se compromete a crecer psico-espiritualmente no solamente en lo económico. Las constelaciones nos vienen ayudar a eso, a ver lo inconsciente, a ayudar a ver esos patrones guardados ancestralmente que nos impiden relacionarnos desde el amor, desde el reconocimiento del otro (a) desde el ubicarnos en el lugar que nos corresponde, por ejemplo, yo veo que en muchas parejas se juega a ser el papá o la mamá de mi pareja ahí las constelaciones nos van a decir necesitamos estar en orden, una pareja, es un par, ser pares no soy ni mejor, ni mayor, que tú si yo juego a ser tu papá por alguna razón te veo como una niña chiquita, pues primero voy a proponer en la relación que me hagas pataleta, si te estoy tratando como una niña, pero además me estoy ubicando en un lugar de superioridad que no es sano poder entender y de donde yo aprendí que en todas partes quiero ser el papá de todo el mundo. Hay hombres que vienen y me dicen Liliana, es que mi pareja siempre se está comportando de una manera irresponsable y cuando vamos a mirar la dinámica de la relación, ese hombre o esa mujer generalmente en todas las relaciones siempre quiere ocupar el lugar del papá, paternar en todos los lugares o maternar en todos los lugares y ese patrón es necesario transformarlo porque en el mundo de la pareja necesitamos ser parte, estar reconociéndonos cada uno en su valor, estar todo el tiempo en la negociación del nosotros.

 

¿Yo puedo ir a realizar una constelación por mi pareja, puedo constelar por mi hijo, puedo constelar por mi mamá?

No. Cuando nosotros hacemos una constelación familiar o una constelación inclusive organizacional, es sobre un asunto que está directamente relacionado conmigo y con mi alma porque lo que va a aparecer en la constelación es la forma particular en la que yo veo la situación y también los consteladores eso lo tenemos muy claro, se respeta profundamente al otro; si tú vas a constelar una situación de pareja lo que la constelación nos va a mostrar es cómo vives tú y cómo te relacionas, tú en ese mundo del sistema de la pareja, tu perspectiva psicológica, tu perspectiva profunda, tu perspectiva íntima, pero no es lo que vive tu pareja cuando una pareja viene a consulta siempre tengo dos visiones diferentes: yo les digo no existe una sola verdad, existen dos versiones de la pareja, dos formas de ver la relación mientras uno dice, esto es positivo, el otro puede estar diciendo, esto es negativo; entonces en ese sentido para que comprendamos, las constelaciones nos ayudan a comprender que venimos de dos clanes, que a esos clanes hay que respetarlos, que yo no puedo pretender ocupar el lugar de la mamá de mi esposo, ni el lugar del papá de mi esposa porque eso sería en incurrir en el desorden sistémico y atentar contra la jerarquía, contra el lugar que le corresponde a los padres de mi compañero; si yo estoy en el lugar que me corresponde respeto al papá de mi compañero y respeto a su mamá, me ubico en el lugar de la mujer, me ubico en el lugar de la esposa, no en el lugar de la niña tampoco porque si me ubico en el lugar de la niña es como si le estuviera diciendo a mi esposo o a mi esposa yo no tengo papá, soy una pobre huerfanita que está buscando un papá que le ayude a encontrar el límite, a encontrar la disciplina o el orden y en ese sentido, cuando la constelación me muestra que yo estoy actuando como una niña o un niño delante de mi pareja pues la solución va a ser ubicarme en el lugar del adulto, reconocer a mis padres, ubicarme en el lugar que me corresponde para poder ser pareja y finalmente, les recuerdo no es posible, no es adecuado, los conspiradores formados de una manera ética nunca estaríamos realizando una constelación para una persona que no está presente, el que va a constelar es el que debe de venir a hacer la demanda porque además es quien tiene la pregunta profunda del alma.

 

Las constelaciones tienen también unos mínimos éticos quienes hemos apostado precisamente por una formación en centros reconocidos de constelaciones familiares tenemos claro que hay cuatro mínimos importante en el mundo de las constelaciones: lo primero ser formados en una institución reconocida en el mundo de las constelaciones, segundo tener fundamentos teóricos, tercero a haber constelado nuestros propios asuntos para no proyectarlos en la constelación de nuestros consultantes y por último también, haber participado de muchas constelaciones para poder tener esa visión de cuando estamos jugando a manipular desde el lugar del niño cuando estamos jugando a manipular también desde el lugar de ser el papá en todos los sistemas en los que interactuamos.

Abrir chat
¡Hola! ¿Como te podemos ayudar?