Dra. Luz Ángela Ramírez

  1. Página principal
  2. Salud Mental
  3. Dra. Luz Ángela Ramírez
AUTOESTIMA parte 2, hablan profesionales

Vida Saludable AUTOESTIMA parte 2, hablan profesionales Lee la transcripción AUTOESTIMA parte 2, hablan profesionales John: Hola amigos de Tu Salud Guía, bienvenidos a la segunda parte de esta conversación sobre autoestima, espero que se hayan visto el primer vídeo donde abordamos desde la infancia cuáles son las características que rodean este tema, cómo podemos distinguir o encontrar soluciones a lo que creemos que son problemas y entender un poco más sobre este.Continuamos hablando con Gabriel, Luz Ángela y con Luz, bienvenidos.Avancemos para que toquemos precisamente una edad más adulta. Qué pasa con los adolescentes y adultos que queriendo conectarse con un grupo de su edad que lo acepte, porque ya viene el tema de las relaciones de pareja y empiezan sucumbiendo frente a cosas que destruyen o dañan su vida social, personal, con la familia y acaban a veces en cosas como el suicidio.Gabriel: bueno, esa pregunta de qué pasa con esos jóvenes, se puede mirar como qué hacemos a su favor para asistirlos o como en los orígenes de la situación. El adolescente en mi opinión para ponerlo en términos fáciles, viene a detenerse a decir qué es lo que está pasando aquí, quién es este personaje que tengo al frente en el espejo, me gusta, no me gusta, quiero, no quiero estas cosas que están atrás en mi historia o qué quiero para el futuro, está haciendo una reconfiguración de lo que dice de sí mismo a través de su proceso mental y por supuesto, del cambio físico que viene con la pubertad.Mientras más se haya podido conocer previo y establecer una red de comunicación oportuna, clara, no cargada de crítica constante, sino de apertura para escuchar, empática, que tampoco pretenda hacer lo que Luz Ángela dijo muy claramente, resolverle la vida, ese adolescente va a tener cómo hacer el proceso por su lado, ir a hacer preguntas, pero muy importante tener una resistencia a la presión social de padres, a las conductas que se esperan mucho más atractivas para ese momento, ir a la actividad sexual, el consumo de sustancias psicoactivas, el estar en actividades físicas de riesgo, deporte, conducción de cualquier tipo de vehículo, desde una patineta en adelante por ejemplo, las redes sociales, tengo que ser el que tiene más likes, el que tiene más contactos y para hacer eso recibe todo tipo de ofertas, conversaciones y demás. Si ese adolescente ya viene con unas herramientas fundadas de base que empezaron desde que pudo comer por su propia cuenta y decir cuándo no quería comer, eso va a desarrollar su autonomía, va a tener una posibilidad de detenerse ante las inquietudes más fácil, eventualmente de abrirse a hacerse una pregunta con alguien más en quien confíe sin querer decir que eso siempre es algo que va a ocurrir porque es natural por los procesos neurofisiológicos, tiene un poco más puesto el pie en el acelerador y poco en los frenos, es natural que pueda en un momento ir en contradicción con todo lo anterior y no por querer llevarle conscientemente la contraria a sus cuidadores, padres, maestros, adultos significativos. Los vemos metidos en estos escenarios, consumo de sustancias, trastornos de la conducta alimentaria y eventos traumáticos producto de su necesidad de experimentación que es más en la adolescencia media, pero sí tiene otro chance dependiendo de cómo viene la etapa anterior y de quién se acerca en ese momento, también de cuál límite con consecuencia lógica o natural tocó, si montado borracho en la motocicleta terminó con una lesión seria, va a tener un reflejo sobre sí mismo, va a hacerse preguntas sobre quiero hacer esto, no quiero hacer esto, esto es buena idea, no es buena idea, cómo voy a seguirlo por este camino.John: me imagino que es más difícil, pero entonces como dices sí es posible que se pueda su autoestima o mejorarla.Luz Ángela, ¿qué nos puedes contar te de esto?Luz Ángela: yo me atrevería a decir que lo que ocurre con la autoestima en la adolescencia es un proceso de deconstrucción. Yo venía con ese bagaje de lo que me decían, ¿quién soy yo? lo que me dicen mis papás que soy, mis profes y ahora vengo con un nivel cognitivo distinto donde como dice Gabriel, me paro, me hago preguntas y me las respondo de una manera diferente, empiezo ese proceso que yo llamo de deconstrucción, de lo que me dijeron que yo era, con qué me quiero quedar, con qué no me voy a quedar y por eso es tan importante que se haya dado ese previo proceso de tener derecho a decir que no, tomar distancia de la opinión del otro, por ejemplo, porque normalmente lo que nosotros encontramos en la consulta para el adolescente no es tanto eso que sería lo ideal, sino más bien, qué tengo que hacer yo para existir para el otro y en ese qué tengo que hacer yo para existir para el otro, bien entonces, incluso los comportamientos negativos porque son de la única manera que mis papás me observan o vienen a mí. Hacer cosas que hacen mis amigos para poder pertenecer con ellos, justamente el trabajo que se realiza tanto cuando eso no viene configurado previamente es empezar a trabajar con ese chico en esa posibilidad de diferenciarse también del otro, empezar a tomar esa distancia que me va a permitir saber realmente qué hace porque quiere, qué hace por encajar, qué hace por obedecer también y empezar entrando en esa otra etapa de decidir, de cuestionar, tener su criterio propio, qué hace que para los adultos empieza a ser muy retador y como no lo voy a llevar al psicólogo porque está peor desde que lo estoy llevando allá, porque por supuesto empieza a colocarme también límites a mí mismo.John:  le voy a preguntar a Luz Gil sobre qué se encuentra ella de este tipo de personas ya adultas en la educación de los niños, estoy hablando de ese trabajo social que cada uno desde la labor que está haciendo para corregir, no es solamente en la persona, sino en el entorno.Luz Gil: este tema es muy difícil John, en los últimos 12 -13 años yo logré solamente creo una vez, de verdad ayudarle a los padres a cambiar, hacer como un clic en su pensamiento frente la educación de su hijo porque lo estaban educando como un niño discapacitado ya que nació con labio leporino, pero el niño era hermoso, perfecto, espectacular y los padres dijeron siempre: “es que no puede, no puedes, no puedo aquello” necesité un año para que entendieran que el niño es perfecto como es y cuando los padres lo entendieron, logramos que el niño saliera del hueco en el que estaba, fue lo mejor que me ha pasado en tantos años. Es muy difícil, yo tengo muchas dudas frente a la parte de los adultos y me gustaría mucho escuchar a Luz Ángela porque tengo un caso, es alguien de 26 años, un ser espectacular, una persona increíblemente bella, con muchas capacidades a nivel intelectual y también como humanas, a medida que más voy conociendo a esta persona, me voy dando cuenta que ella no cree en sus capacidades y tiene una inseguridad increíble y ahora escuchándola y viviendo la más conscientemente me doy  cuenta que cada cosa que se le intenta decir, encuentra para cada solución,  un problema; para cada propuesta que podría asimilar para ella que le haga bien porque tiene migraña, por ejemplo, hay siempre un pesimismo impactante, impresionante que no lo pensaba que podría ser.John:  me parece interesante porque nos vamos hacia un público un poquito mayor. A Luz Ángela le deben llegar pacientes con problemas que tienen que ver con otra cantidad de cosas, pero que finalmente están es pasados por el agua de la autoestima.¿Qué pasa con ese tipo de personas, cómo les puede ayudar el trabajo de psicología?Luz Ángela: hay un elemento que yo diría que vuelve a ser transversal en el trabajo con las personas y en particular cuando hablamos de la autoestima, son los mandatos: sociales y familiares.Absolutamente todos los seres humanos estamos atravesados por esos mandatos que algunos pueden ser positivos, otros pueden ser negativos y si yo les propongo a todos, por ejemplo, que en este momento hagan el ejercicio de llenar, si yo les digo: usted es, ¿Qué se le viene a la mente? o usted debería: ¿Qué se le viene a la mente? todo eso responde a esos mandatos sociales y familiares que nosotros tenemos. Cuando hablábamos de los adolescentes yo me refería a ese trabajo de tomar distancia y con los adultos viene un poco también ese asunto de reconocer cuáles de esas cosas que yo vengo haciendo, las hago no tanto porque piense eso de mí o porque quiero hacerlo de esa manera, sino porque estoy respondiendo a ese mandato, a eso que me dijeron usted es o usted debería y empezar a cuestionarlo, yo de verdad sí quiero, ahora ya no es si debo, no me veo de esta manera, si yo quiero hacerlo o si me reconozco de esta manera particular.El punto principal para empezar a trabajar la autoestima es tomar distancia, reconocerme a mí mismo y empezar a arriesgarme a hacer las cosas de una manera distinta a como me dijeron que debía hacer. Luz Gil: cómo lograr en una persona a esa edad, 26 años, que de verdad para todo tiene una excusa, una respuesta que dice: esto es peligroso, es malo para la salud, no es bueno para el cuerpo, cada vez se siente más débil con tantas cosas, tiene un nivel de pesimismo que de verdad en los últimos años nunca había conocido. ¿Hay alguna cosa que se pueda hacer desde la psicología para ayudar a estas personas? o ellas mismas tienen que seguir su camino hasta que tal vez hacen esa perspectiva aérea y dicen: tengo que parar o sencillamente ¿siguen así toda la vida con esa inseguridad?Luz Ángela: esta pregunta es muy puntual. Obviamente en eso que yo propongo que se trabaja con las personas, se hace en un espacio terapéutico y ayuda un montón, hay cosas que, aunque las otras personas las vean y se las digan todo el tiempo, no te llegan a la conciencia como pueden llegarte a través de diferentes ejercicios terapéuticos.Cuando está tan arraigada esta creencia que te han puesto de que el mundo es peligroso, que todos los movimientos que tú puedas hacer son peligrosos para ti, es mejor que te quedes ahí donde estás, en el lugar seguro en el que te encuentras pues no siempre resulta “tan fácil” como puede resultar para ti, que un día se te prende la luz y dices bueno, no va más con esto, tengo que hacer algo conmigo y lo haces; algunas personas necesitan ayuda y esa es nuestra función en el espacio terapéutico como tal.Gabriel: quisiera agregar algo. Ayurveda significa ciencia de la vida, es una cosa enorme, desde mi punto de vista fantástica porque entiende al ser integral, no hay separación entre mente y cuerpo, sino que son una entidad que está vinculada y que se influencia la una a la otra; como mencioné hace un rato el movimiento es supremamente importante para que el niño se descubra y se conozca.Las acciones terapéuticas desde la palabra, pasa lo que dice Luz, tienen que llegar, procurar encontrar el camino para entrar y en eso Luz Gil, tú sabes que la emoción es supremamente importante. Luz Ángela lo dijo, si el mundo se lo señalaron como nocivo, peligroso, es el miedo del que está allí, si yo no hago clic con la situación emocional de esa persona, su racionalidad que está más arriba mentalmente hablando en el procesamiento neurológico, está difícil de alcanzar porque el primero que está es el miedo en el cerebro más viejo. La invitación es, si la palabra no le llega, muévase porque su movimiento físico observado, consciente, lo va a poder ayudar a ver el movimiento mental que puede requerir y los obstáculos o las facilidades que va a tener para el movimiento mental, ahí entra la respiración, si usted tiene miedo puede aprender a respirar en esos momentos para no volver a ser presa del mismo patrón de acción y si tiene conciencia de que se puede mover y no está paralizado por el miedo, puede lograr hacer una diferencia, es decir, es el camino para que dos neuronas se conecten de forma distinta, se envíen información diferente que es lo que va a producir comportamientos diferentes, producir conductas, una cosa ya compleja que va entre el movimiento, las ideas y las actitudes,Es necesario en un punto mirar cuál es la emoción que está ahí y trabajar con ella, probablemente desde el cuerpo y no solo desde la palabra y en otro punto, es entender que el proceso de cada quien es único y que puede que yo esté intentando hacer lo que Luz Ángela decía, que sea mejor, que no pase por lo mío, y tenga metidos mis miedos en la proyección en la situación, ella puede necesitar otra serie de cosas que nadie sabe cuáles serán, ni cuando actuarán, ni de qué manera influirán, pero sin eso, dos neuronas no se conectan distinto hasta el momento, hay que acompañar el camino.Luz Ángela: no quiero perder la oportunidad para conectar acá con dos cosas, voy a empezar por el final.Luz, es muy importante eso en el acompañamiento también con tu compañera, probablemente lo que tú ves como algo muy bueno para ella, como una necesidad, no sea su necesidad o lo que la hace sufrir o pensar, debo hacer esto, debo estudiar para llegar a este otro nivel porque de pronto para ella no es tan importante escalar más, el concepto de éxito, por ejemplo, para algunos ser exitosos es ser los gerentes de una empresa y para otros es poder salir a caminar todas las mañanas y poder llegar al trabajo las 10:00am.Cuando Gabriel habla del tema del movimiento, yo tengo que hablar también de la terapia gestáltica que nos permite ir en el proceso terapéutico, no solamente a través de la palabra o la reflexión, sino también a través de generar experiencias en un ambiente controlado como es el consultorio donde yo acompaño a mi paciente a entrar en una situación de miedo y explorarlo en ese espacio, qué recurso se le ocurren para enfrentar esa situación y cuando ve que por lo menos allí en este espacio en el que él y yo estamos encerrados, le surge algún recurso se va dando también la posibilidad de que vaya llevándolo a otros espacios porque si aquí pude, lo puedo ir ampliando a otros escenarios y no me quedo solo en la reflexión porque esta es muy engañosa, nosotros nos llenamos de autoengaño cuando empezamos a pensar en lo que debería hacer, en lo que no, en cómo debería ser, en cómo soy incluso y otra cosa nos muestra la experiencia y la emoción.John:  aquí como resumiendo un poco, volvemos otra vez al principio y es permitir que las experiencias se den, es decir, lo que hay que esperar acá es que después de que lograste o que trataste de ayudarla desde las posibilidades como compañero, jefe o persona que están en la misma labor, no se pudo finalmente y las consecuencias las tiene que asumir, ahí vendrá el aprendizaje.Vamos a ser más consecuentes con los conceptos y esas son las experiencias, no tienes cómo solucionarlo de ahí para allá.Luz Ángela: eso nos vuelva a llevar al tema las consecuencias naturales y lógicas, eso no es solamente para los niños, es para todos, yo puedo decidir lo que dije ahorita, ir al trabajo a las 11:00am, pero si yo entro a las 7:00am me despiden y así funciona la vida, ese aprendizaje también se me ha forjado o yo también lo decido a partir de una visión que tengo de mí, yo prefiero ser empleado, prefiero ser independiente porque estas son mis características y todo eso tiene que ver también con la visión y el conocimiento que tengo de mí misma.Hay un concepto muy coloquial de tocar fondo, las personas buscan ayuda cuando tocan fondo y cuando se tiene siempre a alguien que quiere venir a salvarme o que quiere encargarse de lo que a mí me corresponde porque en el fondo ve que yo soy muy bueno entonces tampoco me está ayudando, tampoco tú le ayudas cuando las cuidas o cuando quieres decir que ella es muy inteligente, pero que no tiene buena autoestima y de alguna manera también con eso responsabilizamos al otro, este es un proceso que es tan personal que yo tengo que darme cuenta que hay alguien que me está afectando para poderme ocupar de él y si no me doy cuenta, en la adultez también es mi problema porque tampoco voy a decidir hacer nada con él como cualquier otra de las situaciones que nos pasan a los adultos.Luz Gil: hablando de consecuencias, la consecuencia es que a partir de septiembre ya está en otro lugar y a mí me alegra mucho por ella porque para mí termina la fase y ya el próximo proceso que tiene es tener otras posibilidades también de mirarse a sí misma. Muy chévere lo que dice Luz Ángela, me ilumina en muchas cosas y es tal vez esa necesidad mía de ayudarle para que siga adelante y la necesidad de que ella también es consciente que yo solamente la siento porque necesito cargar una parte de su trabajo porque los resultados  con ella, con su forma de ser no son los esperados, es algo que se hace, ella sea capaz o no sea capaz, yo tengo que dar resultados como coordinadora de grupo, pero de alguna forma ya dije, puedes estar en el otro grupo y me parece bien para que tu camino siga floreciendo.John:  esas son parte de las experiencias que todos tenemos que vivirGabriel: quisiera aprovechar el ejemplo para volver sobre el tema de la cualificación de la estima, no solo el nivel. Una persona puede terminar puesta en un lugar donde le carga el costal a todo el mundo porque le dijeron que tenía que rendir muchísimo, que tenía que ser el que siempre es capaz de y le dijeron eres tan bravo, eres tan fuerte, eres tan capaz, eres, eres, eres… Y cuando terminó fijándose, está llevándole el costal a todo el mundo.Por eso digo, te pudieron vender un discurso de que eres capaz con todo el mundo y eres un ser humano capaz contigo, solidario con el otro probablemente y que puedes aprender a dimensionar con claridad tu responsabilidad en un fenómeno determinado, no todo es dependiente de ti.John: ahí también están los límites.Gabriel: claro, por eso el tema del hazle, tú puedes, no pares… El dolor es lo necesario para seguir, ¡Pilas!Luz Ángela:  y en las dos vías; tu compañera te puede decir yo soy yo, tú eres túJohn: me parece súper bueno todo lo que resulta a partir de un caso; nos metimos un poquito más de lo normal, pero yo creo que hay cosas bastante buenas que aprender de esa experiencia.A manera de conclusiones, si fuéramos a resumirlo en palabras, ¿cuáles serían las que podríamos entregarles?, no importa la fase de la de la vida, podemos estar hablando de niños, de los papás para los niños o de los papás para ellos mismos, del ser humano ya adulto para él mismo, ¿qué debemos tener en cuenta para cultivar o hacer que nuestra autoestima nos lleve por un buen camino?Gabriel: bueno, yo me voy a referir a los niños y lo que diría es acompáñalo a que coma por su propia mano para poder decir hasta aquí fue suficiente o quiero más de este o de otra cosa, formar autonomía y criterio y acompáñalo a que se mueva de forma segura y libre hasta donde es posible.Luz Ángela:  me voy por la misma vía de Gabriel. El permiso para ser y observarse más allá de lo que debe ser socialmente o familiarmente establecido.Luz Gil: yo creo que no solo para los niños sino también para nosotros, es ser consciente de las virtudes que tenemos, enumerarlas, siempre ocuparnos de nosotros mismos, aceptar que tenemos virtudes, que somos maravillosos y que somos perfectos como somos.Gabriel:  agregaría algo más. Así como todo eso está en ti, está en el otro, en el otro se juegan todas esas cosas y el respeto, la diversidad también es una forma de respetarte a ti mismo.John: yo creo que esta es una buena inducción para entender el concepto de la autoestima y que lo podamos ver en diferentes fases de la vida y de alguna manera encontrarle un camino o una solución a lo que consideramos que pueda estar necesitándolo.Les agradezco a los tres, son una muy buena terapia para muchos y es encontrar las palabras de ustedes desde estos diferentes puntos de vista, nos ayuda a solucionar muchas cosas y a Tu Salud Guía poder acompañar a tantas personas que no tienen acceso a una terapia, una asesoría o por lo menos un consejo; lo que nosotros entregamos acá es una parte, es abrirle las puertas o darle luces a las personas de cómo poder ser más saludables, más felices, encontrar ese bienestar que están buscando, pero también como dárselo a las personas que quiere a sus hijos, a sus amigos, a sus hermanos, a sus padres.Haciendo referencia a todo este tema de la pandemia que quería que lo tocáramos un poco, pero no tenemos tiempo es que nos concentremos más en nosotros, lo resumo en respetarnos más en nuestras diferencias, encontrar que esas situaciones que se dan entre todos nos ayudan también a crecer, no importa si son buenas o malas, es aprender de ellas.Ustedes también despídanse de nuestra audiencia, es bien especial poder tenerlos a todos acá.Luz Ángela: muchas gracias para todos por acompañarnos en este espacio, yo quisiera dejar una última reflexión, es: ocúpate de lo que tienes, más que lo que te falta y me refiero a lo interior.Luz Gil: muchas gracias también, aquí está ya de noche y por eso se cambió el plano así que me disculpan por las luces y todo esto, es difícil, pero aprendí muchísimo hoy y espero que nos veamos en otra oportunidad.Gabriel:  muchas gracias a ustedes tres y a todos los que vayan a presenciar este vídeo y a compartir. Todos los días uno es aprendiz, todos los días puede ser uno nuevo y conocerse y estimarse así que, riquísimo hacer el viaje y descubrirse.John: a todos los amigos de Tu Salud Guía, nos vemos en otra ocasión, esperemos que el próximo tema será también interesante. Buscar Entradas recientes Indicaciones y contraindicaciones de la Estimulación Magnética Transcraneal Tu Salud Guía COVID-19 – Testimonio de vida, Juan Pablo Mejía Santa Tu Salud Guía Vasectomía: todo lo que necesitas saber Tu Salud Guía tusaludguia Conoce nuestra cuenta de instagram. ¿Cómo reconocer una segunda oportunidad? ¿Cómo En la actualidad se conocen grandes estudios donde La protección solar en la edad pediátrica tiene Cargar más... Síguenos en Instagram

Lee mas
AUTOESTIMA parte 1, hablan profesionales

Vida Saludable AUTOESTIMA parte 1, hablan profesionales Lee la transcripción AUTOESTIMA parte 1, hablan profesionales John: Hola amigos de Tu Salud Guía, es un gusto estar con ustedes. En esta ocasión con un tema bien interesante, vamos a hablar de la autoestima y para este tema hemos traído a tres profesionales en diferentes áreas que nos van a contextualizar y a resolver una cantidad de dudas que muchas personas en cualquier momento han podido tener o que posiblemente sientan que es parte de sus problemas, ellos son:Luz Ángela Ramírez, ella es psicóloga terapeuta.Gabriel López, pediatra, terapeuta de familia y de pareja.Luz Gil es educadora, ella es colombiana, pero vive desde hace mucho tiempo en Alemania y allá ejerce su labor; bienvenidos.Esto va a ser un conversatorio, vamos a entrar en el tema y la idea es que hablemos desde las diferentes posiciones sobre la autoestima. Comienzo entonces preguntándoles ¿qué es la autoestima? y cuando hablamos de autoestima ¿a qué nos referimos? Luz Ángela: cuando estamos hablando de autoestima hacemos referencia a un grupo más grande donde está el autoimagen, el autoconcepto, la autoeficacia y la autoestima. La autoestima específicamente tiene que ver con eso que yo siento hacia mí mismo, esa evaluación que hago de mí, cómo me veo en general a mí misma y cómo me gustaría llegar a ser y por supuesto, los otros elementos de los autoesquemas me ayudan a configurar ese aspecto de autoestima que me ayudan a saber qué necesito hacer, cómo puedo hacerlo, a sentirme capaz de llegar a hacerlo.John: desde la educación, Luz Gil, ¿Cómo ven este tema de la autoestima?Luz Gil: un niño, una persona o un joven con un buen nivel de autoestima son personas que asumen nuevos retos o problemas o conflictos de una forma más positiva o más optimista y están seguros de que todo va a estar bien.John: Gabriel desde la parte médica, ¿Cómo se ve la autoestima?Gabriel: desde la parte médica la autoestima la notamos en el autocuidado, por ejemplo, hace un momento Luz Ángela mencionó los elementos que componen la autoestima y Luz nos comentó los alcances, por decirlo así de lo que se puede ver con una persona que como ella lo dice tiene un nivel de autoestima determinado. Yo agregaría que siempre tenemos autoestima, la cuestión es qué está dentro de esa estimación; en medicina, en la salud lo veríamos mucho relacionado con el cuidado, de ese concepto que tengo de mí mismo, de valor de mí mismo, de lo que soy capaz, de la identidad que tengo, de la imagen que tengo se va a ver reflejado en mi alimentación, que si hago o no actividad física de forma saludable, en si tengo comportamientos cuidadosos, amorosos hacia mí mismo y de ahí de adelante pues saldrán las posibilidades sobre todo enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer y muchísimo enfermedad mental.John: estamos hablando entonces de que la autoestima es transversal a todo el desarrollo del ser humano, desde su comportamiento no solamente psicológico o social, sino de cómo su cuerpo también cambia, evoluciona o se mantiene bien.Me parece importante ir diferenciando varias cosas y es que todo comienza desde que nacemos (necesito que me digan si estoy en lo cierto) porque muchas preguntas de las personas tienen que ver con esto, ¿Cómo cultivamos, cuándo nace o cuándo empezamos a hacer que la autoestima vaya por el camino correcto?Luz Ángela: yo diría que más allá de ir por el camino correcto es que la autoestima está, aparece en el mismo momento en el que yo me estoy configurando como un sujeto y la forma cómo va dándose lugar a esa autoestima, tiene que ver en cómo ese sujeto es decidido en el contexto al cual va a llegar y ahí hablamos entonces de las relaciones iniciales, de los vínculos que se establecen con los cuidadores o con las personas significativas y que va teniendo una transformación a medida que esas formas de vínculo también se van transformando.Pasa diferente en la adolescencia, luego va venir en la adultez algo distinto, cuando llegamos a la edad adulta mayor vendrán otros cambios que los abordaremos más adelante, pero es algo que va en todo el ciclo vital.John:  en ese inicio hay que hacer cosas, supongamos que soy parte de una pareja primípara, apenas tengo mi primer hijo y tengo todas estas dudas sobre la autoestima y yo quiero que mi niño, mi niña sean capaces de afrontar el mundo, la vida ; tengo algo de educación sobre eso o por lo menos creo tenerla, pero luego lo llevo al espacio donde lo van a educar y donde se va a encontrar con una cantidad de personalidades, sentires y educación diferente en muchos casos, es lo que pasa en el espacio de Luz Gil.¿Cómo jugar con todas esas personalidades y tratar de cultivar el concepto de la autoestima en los niños?Luz Gil: la autoestima siempre está, si es baja o si es alta, esa es la diferencia y el nivel de autoestima lo que tú estás diciendo, ok como yo quiero que mi hijo tenga un buen nivel de autoestima, un nivel de autoestima adecuado, que sea una persona optimista frente a cualquier situación en la vida, sobre todo hablamos naturalmente de las situaciones que pueden ser problemas, conflictos pero un buen nivel de autoestima viene y espero que mis colegas me ayuden a complementar esto que voy a decir, empieza desde la familia, cómo se vive en la familia, cómo te tratan, cómo te aman o te critican también aquí juega el nivel de autoestima o el estatus a nivel social, qué tienes, en dónde vives, qué escuela visitas, qué tipo de compañeros hay. En Alemania las escuelas son diferentes Colombia, aquí no hay escuelas privadas todo es estatal, allí se encuentran los niños de muchos más recursos económicos con los niños pobres; el trato en la familia como les decía, los comentarios sobre la apariencia física del niño “estás muy gordo” “eres un enano” “te orinas en la cama” “otra vez lo mismo” eso desde la familia, luego empiezan en la escuela las calificaciones, si siempre hay calificaciones bajas entonces te van a bajar el nivel de autoestima, eso no te va a ayudar, además, mi propio concepto que él tenga sobre el ser humano ideal, si tiene metas y retos personales demasiado altos y no son realistas eso no ayuda para un nivel de estima adecuado, o sea todos esos factores sociales influyen en el nivel de autoestima adecuado o no adecuado de cada persona.John: Cuál es la influencia que tienen los profesores, los maestros, esos acompañantes precisamente y lo digo en el caso tuyo cuando tienes niños de diferentes nacionalidades, con diferentes culturas que también eso tiene un impacto sobre el comportamiento para guiar de una manera correcta y de hecho no solamente a los niños sino a los a los padres.Luz Gil: el trabajo en un país tan multicultural donde definitivamente cada cultura piensa diferente; mientras que para una cultura como la alemana es importante hablar sobre el niño, su cuerpo, el cuidado del cuerpo, el respeto, etc, para una persona de Rusia, es imposible retomar ese tema o hablar del tema de la sexualidad porque los padres no quieren ese tipo de temas a una edad tan temprana. Los niños de Somalia son de piel muy oscura entonces eso hace que ellos se sientan como “los negros” es un tema muy difícil de tratar, pero para nosotros como educadores es muy claro que los padres tienen que estar a nuestro lado, que nos tienen que acompañar y que a veces tenemos que enseñarle a los padres cómo ayudar a mejorar la autoestima del niño cuando nos dicen, por ejemplo, tengo una pareja tienen mellizas, son hermosas las dos, una es un poco más gruesa que la otra y el papá dice: “mira, la flaquita, ella no habla casi nada, pero la otra la gorda (habla como una fuente) parece un pájaro”, de una vez está otra vez estigmatizada, la niña va a hacer siempre la gorda, ya va a empezar que la otras es más linda, más flaquita, es la barbie y todo ese tipo de cosas empiezan desde la familia, entonces empiezas en ese momento a intentar decirle a los padres, nosotros no decimos a la niña “la gorda” nosotros decimos la niña Patricia, ella habla más que Claudia, intentamos sutilmente ayudarles a cambiar ese tipo de formas de expresión porque en ese momento en que él dice la gorda habla más, él no está queriendo criticar a su hija,  pero ese tipo de cosas no ayudan e influyen bastante en el desarrollo de los niños en general y también tiene que ver con buen nivel de autoestima.John: aquí podemos comenzar a tocar un tema, cuando dice “la gorda” está hablando de apariencia y yo creo que Gabriel puede tener muchos más testimonios sobre eso y es cómo afecta a la persona en su cuerpo, en su desarrollo físico este tipo de condicionamientos o en la forma de ver a las personas.Gabriel:  nosotros en el campo pediátrico tengo que decirlo, así como a manera de de descubrir o contar algo que no es tan evidente, cuando se utiliza la medicina biológica los demás elementos pasan al campo de Luz Ángela, es llevarlo para allá porque hay un de tema que no manejo. Pediatría debe tener algunas competencias para acercarse como aspectos familiares, eso es lo que se esperaría y lo que uno ve es como los patrones aprendidos cultural y socialmente se repiten de alguna forma y en parte lo que decía la Luz, lo jocoso, lo divertido, lo cotidiano, doméstico por decirlo de alguna manera es que la niña es gordita, se va quedando guardado allí y de paso todos nos cubrimos con la misma ruana, para utilizar un término muy colombiano y con la misma cobija y todos somos gorditos y nos mantenemos contentos en ese punto aunque no nos damos cuenta que nos puede estar proponiendo un estilo de vida que en el presente y en el futuro nos va a dar problemas físicos. Esos señalamientos, esas formas de nombrar los niños por las personas que son significativas sentimentalmente hablando para ellos por la interacción que tienen tanto por la frecuencia como por el tipo de emociones que se mueven ahí que lo estaba mencionando Luz Ángela, con ese vínculo que se va reconstruyendo, reformando, reconfigurando en diferentes etapas, son vitales para decirle al niño es lo que tú eres, el autoconcepto que es uno de los pilares.Necesitamos que mantengas eso para que nos juegues en la dinámica familiar que es o el que tenemos para decirle cosas que creemos bonitas o sobre quien nos podemos burlar en alguna medida, sobre quien nos podemos relacionar de esta forma o aquel que podemos de alguna manera señalar como un responsable en algún momento cuando nos digan: “venga es que ustedes comen mal, no, no solo es ella, es que a ella le gusta mucho el dulce, ella es la de las gaseosas”.Ahí se abre la conversación a un mundo mucho más amplio con esas cuestiones culturales y con esa formación de la identidad del concepto de quién soy yo.John: hay cosas que no vamos a poder bloquear, no vamos a poder proteger del todo ni vamos a poder guiar por “x” camino si es que así quisiéramos. De hecho, hasta pensar en mantener unos límites de esto o aquello podría conducir a algo malo en esa autoestima y aquí voy precisamente con Luz Ángela, cómo enseñar, no es protegiendo que no tenga, que no le pase, que no le vaya a ocurrir, que no le vayan a decir sino ¿Cómo enseñamos o cómo aprendemos a que las cosas que nos pueden hacer daño no nos la hagan?, ¿Cuál es el papel que juega esa educación psicológica en las personas precisamente para para sobrevivir a todos estos embates? Luz Ángela: yo quisiera retornar ahí un momento al lugar de la familia, allí yo empiezo a configurar esa pregunta de quién soy yo. Inicialmente es allí donde incluso no es una respuesta que yo me construya por sí misma por el nivel cognitivo que tengo, sino que me la da el otro, pienso yo para el otro, cómo tengo que hacer para que el otro responda a ciertas formas de mi comportamiento, por ejemplo y luego ya voy a salir y van a estar otra cantidad de elementos que tengo que abordar, pero es en ese primer lugar de vínculos donde me dicen de qué soy capaz, qué hago bien, qué tengo que hacer para ser una buena niña, una buena estudiante,  una mujer bonita.Cuando hablaban ahorita, por ejemplo, de la gordita entonces qué significa ser en esa familia ser gorda, puede ser la más linda o la que tiene más sabor o puede ser la fea, la que es de esconder y eso indiscutiblemente va a incluir en lo que ella va a llevar posteriormente a otros escenarios.Por otra parte, está el asunto de la imposibilidad de proteger, de que afuera aunque en mi casa sea muy saludable y sea muy sexy ser la gordita, afuera yo voy a encontrar otras cosas por los prejuicios sociales que vayan a haber pues entonces también a mí me parece muy importante que el niño sea preparado para eso, para que existe en el mundo lo bueno, lo malo, lo feo, lo bonito, lo grande, los pequeño, esos opuestos que siempre vamos a encontrar y que para algunos hay una preferencia y para otros hay otra; eso en fundamental en este momento en la educación, no solamente para la autoestima, sino para la aceptación en general,  saber de esas posibilidades en el ser de todas las personas.Luz Gil:  Las cosas son naturalmente y como dice Luz Ángela en la familia empieza.Para mí la familia es como el primer lugar en donde tú empiezas a formar a adquirir ese nivel adecuado o no adecuado de autoestima, pero no solamente todas estas cosas que hemos nombrado los tres, sino también que en la familia hay un conflicto muy grande y es que ellos siempre, los padres, los hermanos, todos queremos siempre lo mejor el uno para el otro entre la familia, defiendo a mi hermano en la calle si les quitan un carrito y en la casa le pego si me quita una hoja o el avión y lo defiendo si alguien le dice en la calle un sobrenombre feo y en la casa yo le digo el mismo, pero dos veces mejor pero yo soy su hermana.Ahora, también está esa parte de esa moral y principios que nos dicen lo que tú decías, el niño malo, hay que ser una niña buena, y al mismo tiempo te dan en la cara la cachetada diciéndote la gorda o este espagueti que no come nada, pareces un palo, parece un rejo, ese pelo parece una bruja, etc.Un niño con un nivel bajo de autoestima, viene de una casa en donde no es saludable porque siempre están criticándolo. Por ejemplo, hacen la bolita y la mamá o el papá le dice, pero eso no es una bola y el niño está apenas empezando hacer un círculo, eso no es un círculo, eso parece un marrano y empieza el nivel de crítica, nos enfocamos siempre a la perfección, estamos siempre esperando demasiadas cosas de ellos. Yo personalmente pienso si tú quieres que un niño sea fuerte allá afuera para enfrentar, afrontar todo lo que viene en la escuela que eso es duro también, las notas en matemáticas, si no es buen matemático pues no las va a tener buenas, pero entonces afrontar que no soy bueno en matemáticas, pero soy muy bueno en artes o en biología o en otras cosas o en el resto, pero la base es, para mí, la familia. Un niño que salga armado de muchas cosas buenas, ok es que en mi casa me enseñaron que tal vez no soy el más el más grande en estatura, pero salto muy alto, no importa la estatura es concentrarse más bien en ese tipo de cosas.En lo que caen muchas familias es en que cada cosita que un niño hace bien o medio bien o no, es también sobrevalorado, “qué belleza, qué hermosura” y todo es lo contrario de decir no qué cosa tan fea. Si hace una cosa como organizar el plato en la en la cocina, qué belleza, hay que ponerle un altar,  una cosa que debería ser entendible, que eres parte de la familia y yo creo que también un nivel de autoestima es dejando a los niños también ser parte de la familia, asumiendo responsabilidades, no verlos como niños, yo diría estúpidos incluso, porque a veces pensamos que no es capaz, parece que sí asumiéramos desde el principio es que es muy pequeño y no entiende eso, es para mí una de las cosas más graves que se pueden cometer; un niño desde que empieza a escuchar, sabe, aprende y entiende lo que haces, no importa la edad.John: es una cantidad de elementos que forman parte de la formación que debemos tener para poder conocernos y madurar esa autoestima.   Gabriel: a manera de una ampliación o generalización relativa de lo que estamos hablando, los valores admirados en la sociedad, permean los valores de la familia esas cosas que se van volviendo transversales. Luz mencionaba el deseo de más, más notas, más desempeño, por ejemplo, físico o mental, más competitividad; en nuestra sociedad eso está admirado y es lo que vende, lo que atrae.Yo quiero recalcar que junto con el concepto de un nivel de autoestima porque en un momento determinado como lo hemos mencionado el niño se va haciendo ideas de quién es él, es a través de lo que los otros hacen con él, llegará el punto donde no es solo el nivel sino qué es lo que estás poniendo ahí porque yo siempre tendré estima de mí l, o que pasa es que puedo hablar muy negativamente de mí, si los padres se fijan cuáles son los valores que tienden a preferir, es que seas más y es que “no mira tú no eres el más alto, pero brincas más” de todas maneras que seas más, pero es que, no eres solo brincar, no eres solo moverte, eso está muy bien.Luz Gil:  pero espera, quiero referirme a eso, tú no tienes que poder lo que los otros puedan porque tú tienes tus capacidades, otras cualidades, tú tal vez no seas el mejor en matemáticas, pero para eso eres un buen pintor, o sea, tú no tienes que ser perfecto en todo, a eso me refería; también se podría entender naturalmente como tú lo estás exponiendo, sin embargo, no es así como yo lo expongo, cada ser humano es perfecto como es y cada uno de nosotros tiene cosas.Imagínate que todos pudiésemos lo mismo entonces no habría esas competencias deportivas, por ejemplo, o no habría esa motivación por otras cosas. Cada uno es perfecto como es.Gabriel: imagínense que todos tuviéramos sólo cognición y los sentimientos estuvieran borrados, nos matamos a punta de “quien cree tener la razón” de esto que nos está pasando en el mundo.John:  y si la formación fuera en la casa, como decir, si alguien te agrede te tienes que defender, tienes que devolverle porque tú eres capaz de enfrentar ese problema y lo puedes hacer de esa manera. Cuando por otro lado le están diciendo, no, no vas a agredir, vas a hablar, a solucionar las cosas de otro modo. Sí, tiene obviamente todo que ver con la educación, el cómo los formemos.Gabriel: el valor por ejemplo de la sensibilidad es algo que está muy mal vendido porque eso es para débiles, para las mujeres, eso es te van a pasar por encima y tú vas a ser al que le van a hacer más bullying por ser sensible, por tener empatía. pero resulta que a ti tu juego de inteligencias te fortaleció o te dio esa situación y punto, tienes una posibilidad de expresar inteligencia emocional interpersonal muy alta, pero tienes que aprender cómo no dejarte ver solo desde ahí, entonces el cuento va a que tú mencionaste hace un rato cómo hacer para para cuidar. El movimiento es muy importante, si el adulto afuera no está diciendo, no, cuidado, cuidado, cuidado, el niño se conoce a sí mismo que es una posibilidad grandísima para que no quede solo enclaustrado o por decirlo así, “condenado” a lo que me digan de afuera, obvio será montones más lo que le digan de afuera de la idea que se haga de sí mismo, pero cuando él conoce de su movimiento libremente puede saber mucho más de él y puede saber cómo avanza y cómo se detiene y eso es importantísimo para que cuando más adelante le dicen “oiga fúmese este porro”  una parte dice como que sí, yo quiero curiosear, quiero probar, quiero saber eso que dicen que pasa, pero otra parte me dice como tal vez no, cuando te dicen cualquier cosa que te pone en una disyuntiva, en una decisión, el movimiento que has podido explorar te dice por ahí no es el camino, yo sí quiero bajar allá, yo quiero llegar a eso, pero por ese lado que usted me está diciendo no es, entonces se adquiere criterio.John: es algo bien importante, creo que la solución podría estar en poder ayudar a que se generen todas las experiencias posibles, obviamente no las que son dañinas, pero que pueda experimentar, es decir, si en algún momento el niño tuvo la iniciativa de resolver un problema “a golpes” si se agarró con su compañerito porque le quitó algo, no se trata de castigar con esto, sino de guiar, corregir en cosas que no se hacen de esta manera porque también estaríamos bloqueando esa posibilidad de encontrar soluciones; no digo que esa sea la solución para todas las cosas, pero pasaría lo mismo con quien brinca, lo que decía Luz, si yo le digo no vas a brincar porque te caes o es que no puedes brincar, tranquilo que tú eres mejor para otras cosas, es decir, dejar que las experiencias vengan y más bien ayudar a que la persona, el niño vaya entendiendo cómo funcionan en él y que pueda tomar sus decisiones.Gabriel: hay una comparación que quisiera usar y es que tú siembras, pero adentro de la tierra no puedes hacer nada, de nada, por acelerar, controlar o frenar el proceso, excepto que no nutra; entonces si el niño se descubre a sí mismo, incluso puede llegar a momentos donde él se para como a pensar lo que le pasó con el amiguito y como que nada, eso es un asunto de él, por qué será, pero yo sigo en mi juego, en mi cuento. Si el adulto se acerca como fertilizante, si el cuidador y ahí hablamos un poco de tutores de resiliencia porque un niño puede haber tenido muchas experiencias duras, exigentes, de dolor en un momento determinado en su vida antes de aparecer una persona que se acomoda ahí como un nutriente importante y le dice dos, tres detalles de lo que él cree de ese niño, cualificando sus habilidades, capacidades, hablándolas más allá de un lenguaje binario, de buenas, malas, negativas, positivas, sin opciones de vivir y estar en la vida y de disfrutar esa semilla probablemente conmoverse por su cuenta, conocerse a través de los sentidos va a devenir un curso diferente, mucho más saludable en todos los sentidos. El adulto tampoco tiene que estar todo el tiempo, tengo que decirle, señalarle…Deje que el proceso también lo hace él en su en su presencia con su acompañamiento, pero cuidado porque va a llenar de información que es su información y el niño puede traer, de hecho el niño es 50-50, 50 mamá, 50 papá, entonces si el adulto se queda ahí, qué es lo que quiero, que sea futbolista, que sea grande, pero solo tengo mi mirada probablemente voy a tener menos posibilidad que si hay más allí y entonces por eso acompaño, pero dejo que las curiosidades, la exploración también sea por su cuenta, sin meterme a que le tengo que explicar de todo, a que le tengo que decir todo lo que él es de alguna forma a través de eso, dejarlo que conozca de él mismo.John:  avancemos un poco en años, ya pasamos por esta etapa de dejar que esas experiencias fluyan y pensar que cada cosa que estamos haciendo está influyendo en esas decisiones que van a formar carácter, que van a ayudar a la autoestima, pero cuando tenemos un adolescente o también adultos con problemas de autoestima y me refiero a problemas psicológicos, pero que también tocan la salud, por ejemplo, bulimia, temas relacionados con la belleza, la apariencia porque nos comenzamos a enfrentar a otro tipo de necesidades o de exigencias sociales.¿Cuáles son ese tipo de pacientes que llegan al consultorio?Luz Ángela: antes de eso yo quisiera decir algo de lo que estaba mencionando Gabriel, hay unas armas que yo considero de doble filo a la hora de acompañar a los chicos a ser mejores o tener una mejor autoestima que son el afán de cuidar y el afán de enseñarlo a hacer mejor o de acompañarlo a ser mejor. Cuando yo lo quiero cuidar, lo estoy cuidando posiblemente de mis temores, de lo que a mí me parece que él no debería hacer y ahí viene la invitación que nos hace Gabriel a permitir también esa exploración que le va a permitir al chico conocerse a él mismo, saber lo que le gusta.Es muy usual encontrar esa pregunta en el consultorio no solo de los adolescentes, sino también de personas en edad adulta avanzada, esa pregunta de ¿quién soy yo? ¿qué quiero hacer en la vida? porque me dediqué todo el tiempo a obedecer, a hacer lo que otros me decían que debía hacer; en el otro lado de hacerlos mejores, para que mi hijo sea mejor o exitoso, tiene que ser bilingüe y entonces al niño no le gustan los idioma, no logra enlazarse con este tipo de aprendizaje y empieza la  frustración, el encuentro todo el tiempo con la pérdida, con el no soy capaz y en lugar de estar forjando un chico que podría ser muy bueno para otra cantidad de cosas, incluso para los idiomas, pero si tiene ese acercamiento primero a ganar, a ser exitoso, a sentirse bien en algo, estoy generando el efecto contrario.Quería recordar también un concepto que hemos abordado en otras conversaciones y es el concepto de consecuencias naturales y lógicas. Muchas veces los castigos ni siquiera se necesitan, la vida misma cuando nosotros dejamos que eso pase, se encarga de mostrarle al chico que por ahí no es o que eso trae unas consecuencias y que esas consecuencias se asumen tal como las ganancias de cualquier comportamiento que yo decido ejecutar y eso se aprende en la experiencia, no hay otra manera.John:  claro, a eso me refería precisamente con poder tener todas las experiencias porque se va a devolver lo que hagamos, bueno o malo y eso nos va a enseñar. Por lo que conozco del trabajo que hace Luz, eso pasa mucho en su espacio de educación, hay muchas experiencias que se dan y que hay que dejar que los niños las vivan, las sufran o las gocen para que ellos vayan aprendiendo precisamente de la experiencia.Luz Gil: me tengo que reír porque precisamente eso es cada día nuestro pan y hay una cosa de verdad muy importante que nombraron los dos y es dejar experimentar a los niños, dejarlos tranquilamente; si uno tiene miedo mira para otra parte o se pones unos tapones, pero déjalos que hagan su proceso, si se cayó, del suelo no pasa, hay que dejarlos hacer sus experiencias sin estar a toda hora como dice Gabriel, espera que te caes, ellos no pueden así desarrollarse integralmente.Lo otro que dice en Luz Ángela, hay una cosa que siempre hacemos en nuestro grupo y pasa muchas veces y es que hay momentos en que uno está siempre molestando a otro, siempre molestando, me dicen, señora Gil mire lo que está haciendo con el otro, yo les digo espérate, déjalo, que cuando el otro se pare y le dé la trompada, este va a entender por fin, va a tener la experiencia; ahora ya conozco mis límites.A veces hay que dejar que los niños incluso reciban el puño, en ese momento entienden, uno tuvo la oportunidad de decir ya no más, basta y el otro entendió por fin, a través de esa experiencia este es mi límiteJohn: de hecho ni siquiera se aplica solamente a los humanos, hay un experimento precisamente comportamental que hacen con unos peces y los meten en la pecera, ponen una carnada en el centro y él va y se la come y luego meten en la pecera un vidrio, igual transparente, él ve la carnada y va derecho a comérsela, pero se choca con el vidrio y cada vez que va, se choca con el vidrio hasta que ya decide, no ir, quitan el vidrio del centro y él ya sabe que no va a ir porque se puede chocar; eso tiene que ver con otro trabajo de manejo el comportamiento, pero no se trata de llegar hasta ese punto, solo lo quería resaltar porque son las experiencias las que hacen que finalmente se tome decisiones sobre hasta dónde llega.John: ¿Qué pasa con los adolescentes y qué pasa con estos adultos que queriendo conectarse con un grupo desde su edad que lo acepte porque ya viene todo el tema de las relaciones de pareja y otra cantidad de cosas terminan sucumbiendo frente a cosas que finalmente terminan destruyéndolos o dañando su vida social o personal, familiar y terminan en cosas como el suicidio…Este es un tema que tiene muchas aristas, mucho de qué tomar de la realidad de cada uno. Vamos a parar acá, pero espero que no se pierdan la segunda parte que aborda el tema desde de los adultos, lo que vivimos las personas mayores con todo este tema de la autoestima… Buscar Entradas recientes Indicaciones y contraindicaciones de la Estimulación Magnética Transcraneal Tu Salud Guía COVID-19 – Testimonio de vida, Juan Pablo Mejía Santa Tu Salud Guía Vasectomía: todo lo que necesitas saber Tu Salud Guía tusaludguia Conoce nuestra cuenta de instagram. ¿Cómo reconocer una segunda oportunidad? ¿Cómo En la actualidad se conocen grandes estudios donde La protección solar en la edad pediátrica tiene Cargar más... Síguenos en Instagram

Lee mas
Trastornos de eliminación ENURESIS Y ENCOPRESIS

MEdicina General Trastornos de eliminación ENURESIS Y ENCOPRESIS Lee la transcripción Trastornos de eliminación ENURESIS Y ENCOPRESIS y toda la parte fisiológica que nos acaba de explicar el doctor, quisiera que hagamos un debate entre los cuatro, acerca de los factores psicosociales que pueden afectar a los niños, ¿Qué problemas esconde estas manifestaciones de alguna manera? Luz Ángela y Luz, desde su experiencia también nos pueden contar acerca de esto Luz Ángela yo quiero señalar un poco a partir de la intervención que hace el doctor, precisamente como resaltar esa importancia de que inicialmente esté esa presencia del médico en la evaluación de la sintomatología por un lado, y por otro lado, también  el tema de la ansiedad que el cuidador transmite al niño a la hora de tener esa expectativa tan precisa de que haya un control de esfínteres a una edad determinada, en un tiempo muy corto también. Muchas veces por las necesidades de los adultos, por la urgencia de tiempos que manejamos actualmente, quería enfatizar allí en la importancia de permitir también esos ritmos y no transmitir nuestra necesidad urgente de que desaparezca o de que haya un control con lo que podemos más que ayudarle al niño a agudizar o generar incluso un problema que no es un problema inicialmente cuando estábamos hablando también de la prevención. Luz Gil: me gustaría decir que el Doctor Gabriel habla de la palabra “estigmatización” y eso es lo que vive un niño cuando está sufriendo de este tipo de síntomas o de esta enfermedad que puede ser biológica o más bien mental o emocional. A veces también pienso que las expectativas de todos y no digo solamente los educadores, sino también de los padres, no necesariamente tienen que ver con la parte financiera, sino que es que el niño de mi vecina ya con 2 años no necesita, entonces usted también porque si él es capaz, usted también. Mis dos hijos tuvieron un proceso completamente diferente; de mi hija no sé, me imagino, creo que con dos años ya no necesitó nada, ni en la noche y mi hijo necesitó de mucha paciencia y un proceso muy largo y aquí viene un punto en el me puede ayudar el Doctor Gabriel y es que, he leído en muchos documentos y muchos estudios dicen que la enuresis puede ser heredada, es decir, hay un alto porcentaje de heredar esta enfermedad o este trastorno si uno de los padres o los dos padres también sufrieron en su infancia de enuresis y una cosa que para mí es muy importante y que siempre le digo a los padres cuando se enojan por qué otra vez, por qué no pueden, por favor ayúdenle y yo siempre les digo: ustedes creen que un niño o un joven (porque el problema no solamente es de los niños pequeños, también hay muchos jóvenes en adolescencia sufriendo de este tipo de trastornos), desafortunadamente yo pregunto, usted cree que su hijo, su hija, lo hace por gusto, por rebeldía, no. Nadie, no creo que ningún niño haría eso para luego sentirse estigmatizado, ridiculizado, es decir,  siempre respondes esa pregunta, lo hace porque sencillamente como dice el Doctor Gabriel, su cerebro donde tiene que madurar no está maduro aún o porque como dice la Doctora Luz Ángela hay otros factores externos que también están haciendo que esta situación ocurra; se fue el mejor amigo de la escuela, cambiamos de casa y esta no me gusta, no me siento bien y pueden ser muchos factores externos que no creeríamos que están influyendo negativamente en el niño. Dr. Gabriel: respecto a lo que Luz está mencionando, no se habla de un gen o un grupo de genes o una forma en el procesamiento genético que pueda explicar este asunto de que padres que han tenido la misma situación tienen hijos con la misma situación, pero sí está claro que sucede, cómo sucede, sí está en la genética, sí está en el comportamiento u otras cosas que todavía no lo sabemos, pero sí está por supuesto bien descrito y bien relacionado en la literatura esa conexión y lo que se puede notar, ya en la experiencia es algunos rasgos en el comportamiento, algunas formas de relacionarse como lo mencionaba Luz Ángela, que le pueden a uno indicar que tal vez lo que hay es un patrón entre generaciones de maneras de ir con ciertas cosas que ayudan a que ese comportamiento que yo traté de comparar con la caja del portero y demás, vaya de cierta manera, lográndose consiguiéndose de x o y forma. Si bien es cierto es algo que huele, como lo dijo Luz, también tenemos que sumarle a cómo reacciona el niño y aunque la causa sea secundaria y haya algo orgánico allí, el fenómeno emocional posterior a que esto está pasando también influye en cómo va a poder lograrse o no la recuperación. La sociedad también ha estigmatizado mucho todo lo que corporalmente hablando no huele bien, tenemos todo lo habido para cambiarnos los olores naturales y pues eso es respetable y válido de cierta forma, pero tiende a generar una presión impresionante sobre aquel que no va con la norma y eso produce más ansiedad, más dificultad de adaptación y mucho más en chicos grandes. En los datos, en Colombia no los tenemos, pero lo que dice la literatura europea en especial es que 1 de cada 10 niños de 7 años puede tener enuresis y en la adolescencia seguir ese porcentaje, es decir, en un curso de 30 chicos hay 3 que les pasó y puede ser no solo algo nocturno, puede tener un comportamiento diurno y que ese porcentaje es un poco menor, pero lo hay, o sea, es facilísimo encontrárselo en un colegio en cada aula.  Luz Ángela: hablábamos de los asuntos psicosociales y quería rescatar ahí algo de la intervención de Luz y del Doctor y es el tema también de las medidas que se van pasando como de generación en generación y es el uso de la restricción, por ejemplo, entonces que, si se hizo en los pantalones, yo le hago que lave la ropa o que se quede todo el día sin ropa por la calle para ver cómo se va a sentir y todo lo que implica eso desde el punto de vista psicológico. El impacto que ha de tener para mí no solo la reacción del cuidador que tampoco habría que juzgarlo por eso porque con él lo hicieron de la misma manera y por eso digo la misión también generacional, sino también el impacto desde el punto de vista de la identidad, por supuesto, empiezo también a identificarme con el niño que tiene que estar escondido, con el que es despectivamente señalado como “este mión de la casa que siempre está por allá” todo lo que eso implica posteriormente para los procesos de acompañamiento, que es algo como que no se ve directamente; nadie llega, digamos en la edad adulta a consultar, yo vengo a consultar porque es que cuando estaba pequeño me decían de ésta o esta manera, pero en la búsqueda sí se encuentran esas experiencias que se tienen allí en la forma que utiliza el adulto también cotidianamente de tratar de solucionar la situación, complejo el tema. Celene: sí como tú dices es complejo desde esa mirada, pero también complejo  desde las familias o los padres de familia que de pronto no quieren que nadie se entere y que realmente se encierran y no comparten, no buscan ayuda profesional y esto hace que entonces el trastorno de los niños avance a una edad de 10 12 años inclusive, en este caso, ¿¿Qué sería lo recomendado por parte de ustedes, a esos padres de familia que no se atreven de alguna manera a buscar esa ayuda? Luz Gil: yo lo que digo, lo puedo decir como víctima, como educadora y como mamá también de un niño que sufrió de ciertos trastornos. Lo más importante que hay que hacer es de verdad tener todo el entendimiento y la paciencia para el niño que está sufriendo en este momento y darle la seguridad plena de que todo estará bien, de que se le va a acompañar, se va buscar ayuda,  de que se le ama incondicionalmente y de que es algo que él no está provocando porque lo quiere, sino porque sencillamente es su cuerpo, se va a buscar cómo te podemos ayudar, o sea hay que propiciar un ambiente de seguridad de mucho entendimiento y de mucho amor, pienso que es lo primero que un padre debe saber y hacer en ese momento. El problema es que cuando no se tiene esa sensibilización frente al tema, tanto como padre, como familiares, como educadores, es muy difícil porque Luz Ángela lo dijo tan claramente y eso es lo típico, “otra vez se orinó, este mión”, eso es tan típico en nuestros países latinos, pues yo aquí, claro las mamás han venido. Un caso también que tuve, “por favor ayúdenme, mire todavía, mire la edad del niño, casi seis años y el niño de días se orinaba en el kinder y la mamá siempre le decía vas y buscas a la señora Gil, ella te ayuda, porque ella sabía y el niño sabía, solo hay una persona allá que no me va a decir otra vez, otra vez, no eres capaz de ir al baño. No es que no es capaz, es que le falta algo para lograrlo y cuando tú logras que el niño sepa cuando le pase eso, vienes a mí que yo te voy a ayudar, no te preocupes por nada porque no voy a señalarte, no va a pasar nada, cuando logras ese puente el niño va y te dice: profe, necesito otra vez pantalones frescos, ¿me ayudas? entonces sabes que todo será un secreto y que aunque hayan 80 niños en el kinder, nadie se dará cuenta, pero también protegerlos de ese entorno, naturalmente que los otros han visto que el jean está mojado, que la mancha no es  del estilo, pero luego en los grupos tienes que forjar el respeto por esas particularidades, el respeto por el otro, igual lo que pase, o sea esto es un trabajo, un proceso largo, no solo las familias, no solo en las escuelas, en los kínderes porque también los niños de 3 a 6 años se pueden hacer bullying, pero digamos que esto que hacemos hoy, es una pequeña gotita particularmente en una piedra de agua caliente, si muchos lo escucharan sería espectacular para que piensen que un niño que siempre recibe, lo que dice es, Luz, “mire, venga a cambiar a este que otra vez se orinó” y lo escucharon los otros 30 niños, ¿ustedes qué creen que cómo uno se siente?, pues les digo que yo a la edad que tengo, sé cómo uno se siente todavía y a esta edad no es que diga “ya lo superé” pero no lo he olvidado y por eso se convirtió en una causa personal. Luz Ángela: yo quiero hacer un poco de abogada de los papás también que se enfrentan a estas situaciones, generalmente está también la pregunta de qué es lo que estoy haciendo mal y el juzgamiento también de los otros, de las abuelas, pero es que usted no la enseña, pero es que usted no le dedica, pero es que usted tal cosa y por supuesto esto está frente a una pregunta que en el trabajo con cuidadores aparece todo el tiempo o no sé si es una pregunta, pero esa sensación interna que yo hoy me atrevo a decir que tienen todos los papás en algún momento de su vida y es si soy bueno o soy mal papá o soy buena o mala mamá y por supuesto, si hay algo que no está funcionando ha de ser que no soy buena mamá, no soy buen papá o me falta algo y en ese sentido, entonces creo que también es la razón por la que viene el ocultamiento de la conducta y allí viene la recomendación, por mucho que hagamos, a veces los papás van a cometer errores y no siempre existe una fórmula mágica para para hacer las cosas de una excelente manera, sin que ocurra algo inesperado, a veces inexplicable en muchas ocasiones, entonces aceptar, aceptarse también incondicionalmente como cuidador, sin juzgarse para poder también no juzgar la conducta del niño, sino simplemente observarla y mirar cómo acompañar, es fundamental. Celene: es interesante también lo que nos dice Luz Ángela, considerar a esos papás y quisiera que el doctor nos contara si de pronto hay una dinámica, un esquema que nos ayude a nosotros como papás a entender cómo se da ese proceso, si existe un juego que podamos implementar en las casas para ayudar a los niños en todo este proceso: Dr. Gabriel:  sumado a lo que Luz Ángela y Luz han mencionado, yo me devuelvo un poco a una intervención precisamente de Luz Ángela en donde ella dijo, no todo es emocional, hay que buscar otras causas. A los papás les diría, alta probabilidad de que tu hijo no esté enfermo, tenga un proceso madurativo que puede estar matizado por unas situaciones emocionales, sin embargo, tenemos que hacer bien la tarea con unas preguntas, con un diario de la diuresis, de la micción o de la defecación para fijarnos que sea un asunto de comportamiento, de rutina, de metodología y no estemos encubriendo otro tipo de cosas. ¿Como qué otro tipo de cosas que no sea visible al examen físico? el trastorno de déficit de atención con hiperactividad puede tener una comorbilidad como enuresis, los trastornos de ansiedad, la depresión que cada vez vemos más frecuente en niños y cada vez corriendo su edad a edades más tempranas y con unas manifestaciones que no es la que esperaríamos del adolescente o de los jóvenes, ahí lo que digo es, si la situación se presenta de día, por ejemplo, hay comportamientos extraños hay otro tipo de cosas quedarse solo con que debe estar estresado o estresada o solo es madurativo es para que lo diga alguien que se ha tomado el tiempo suficiente de hacer una tarea completa, segundo, si se llega a esa conclusión, aparte de reforzar el valor que han tenido los padres de tratar esta situación, de llevarla y otros cuidadores es esto lo más probable es que en un tiempo esté diferente, por supuesto con compromiso y trabajo, o sea como dicen por ahí, hay luz al final del camino; quizás un poco, tolerar la incertidumbre de cuándo es el final del camino, es algo importante entre otras cosas para ayudar al niño sin alimentar la ansiedad familiar. Ya después de esto dependiendo de lo que se vaya dando en el entrenamiento que como dije quizás tiene que ver con volver a aprender a ir al baño, rutina, dependiendo si lo que el niño hace es ir muy frecuente, pero con cantidades pequeñas o esperar, esperar, esperar, hasta que se rebosó y ya no pudo hacer nada más o tiene malos hábitos de alimentación y de ingesta de líquidos algunos de los cuales pueden ayudar a que la vejiga esté más hiperactiva, en general el sistema nervioso esté más hiperactivo, eso es parte del trabajo de meses, lograrlo, estabilizarlo y ver los resultados posteriores, sobre todo también en estreñimiento porque el niño cuando tiene estreñimiento y hace materia fecal dura y voluminosa, genera una reacción para evitar sentir dolor lo cual se convierte en un círculo vicioso y empeora las cosas, también puede llegar a ser necesario la terapia farmacológica. Y por fortuna tenemos esto que mencionaba Celene, que es a través de la diversión, de juegos, que el niño también re-entrena los esfínteres, aprende a relajar porque también es una de las situaciones, el niño aprendió o sufrió una situación que lo incomodó, sentía dolor y entonces ya sabía qué tenía que hacer, pero me acordé que eso duele muchísimo y se pone tenso y por eso, no relaja sus esfínteres. Existen programas como el biofeedback en donde el niño ve un conejito que va subiendo una cuesta y que luego se deja relajar o un avioncito que tiene que subir unas nubes y luego tiene que aterrizar o diferentes elementos de imágenes que al niño le llaman la atención, lo entusiasman, se relacionan con cosas agradables que le van no enseñando cómo se relaja, sino que hagamos con este muñequito, con el avión, con el barco, con la flor, con el conejo, lo que necesitamos para que tu cabecita vuelva a aprender y también a la vez ese elemento envía impulsos eléctricos en el periné, esa área de nuestra anatomía que está justo bajo los genitales y el ano (en medio) envía señales eléctricas suaves como unas cosquillitas para que se concentre un poco y lleve su atención allí y aprenda un poco qué es lo que tiene que re-entrenar. ¿Hay posibilidades? Sí. Hay posibilidades de que, con el tiempo, la maduración, el niño controle. Sí, las hay y por fortuna, con buen pronóstico por decirlo así, que en cada paso de la terapia tenga la posibilidad de volver y decir qué sucede con mi alimentación, qué sucede con mi descanso, qué sucede con la actividad física, está esto funcionando o no y eso nos da la posibilidad de decir será que se nos pasó a otro tipo diagnóstico y volver a mirar lo menos frecuente, ya se habrá descartado la infección de orina, ya se habrá descartado una diabetes, sea por déficit de hormona antidiurética o por exceso de azúcar, ya se habrán mirado otra serie de cosas y si el rastreo vuelve a decir no, parece que por allí no hay nada, seguimos avanzando, hay luz al final del camino, hay posibilidades y todos aprenden de la misma situación porque es muy posible que uno vea cómo el simbolismo que tiene, lo que le pasa al niño en su síntoma está metido en otra parte de la vida de los padres. Temer a equivocarse como padres como lo dijo Luz Ángela, la palabra castiza sería de otra manera, temer a embarrarla, por ejemplo, o estar teniendo que contenerse mucho en cosas, en sus emociones, hay mucha información que se puede ir poco a poco relacionando en la consulta y aportándola para para el bienestar de toda la familia y por supuesto, del niño. Celene: Doctor Gabriel excelentes herramientas que nos deja para ayudar como usted dice al bienestar de los niños. Hay otra parte que me parece muy importante, es ese acompañamiento psicológico y más cuando hablamos de temas muy puntuales como el bullying, ya sea en las mismas familias o en los colegios, quisiera que Luz Ángela nos hable un poco de esto y cuál es ese consejo si es necesario de alguna manera tener un acompañamiento psicológico para apoyar a los niños: Luz Ángela: yo quisiera decir algo general para llegar a la particularidad del tema que estamos hablando y es que la crianza en general necesita tiempo para saber qué está pasando con mi hijo, cómo está pasando, si voy a hacer un tratamiento también para acompañarlo. En el caso del control de esfínteres, por ejemplo, acompañar porque es un proceso, no es algo que se da automáticamente que yo le digo a mi hijo, ya estás demasiado grande entonces vamos a dejar ese pañal y ahí eso ya pasó, pues en algunos casos ocurre con niños que están muy normatizados o que tienen ciertos asuntos ya organizados por la forma como han sido las prácticas de crianza familiares, pero en términos generales no es algo que se dé automáticamente, necesita acompañamiento y lo mismo ocurre con los tratamientos, en muchas ocasiones ni siquiera es necesario la ayuda de un profesional por mucho tiempo cuando tenemos una familia comprometida que está observando lo que está pasando, que está acompañando de una manera incondicional como decía Luz ahorita en su intervención, sin estar juzgando y va pasando lo que se espera también con ese acompañamiento. En el caso del acompañamiento cuando hay bullying de por medio y todo lo que viene a nivel familiar, yo soy partidaria del trabajo en las instituciones educativas con los docentes, con los estudiantes y mucho más a nivel grupal, retirar por ejemplo, al niño del aula de clase de una manera controlada para hacer una intervención con el grupo, convertir el grupo también en un acompañante o  contenedor de la situación, que se pueda comprender lo que está pasando, que se les va a colocar un límite también a los que están siendo generadores de burla, por ejemplo, y el trabajo grupal es maravilloso en ese sentido porque siempre aparecen quienes quieren acompañar al niño y contener a los demás que quieren de pronto burlarse o generar alguna presión En el caso de las familias, igual. Siempre en nuestras familias antioqueñas es muy usual la forma cómo nos dirigimos al otro con burla, con señalamiento de lo que falta, de lo que no está, de lo que debería ser, de lo que el otro niño de la familia sí hace, esa comunicación también es supremamente importante para que no se incremente el impacto de algo que podría ser un trabajo muy cotidiano, y siempre soy muy abogada de eso, de hablarlo entre todos, de nombrar lo que está pasando, de permitirle al niño también espacios en el interior de la familia, de señalar cómo se siente a través del juego. Me parece que hay una necesidad de rescatar esos espacios de juego a través de los cuales el niño pueda manifestar sus angustias, lo que está implicando para él el hecho de enfrentarse a una situación que no puede controlar y que todo el mundo le exige que controle, que todo el mundo piensa que es un asunto de falta de voluntad, pero como decía Luz ahorita, el niño no se levanta y dice, hoy si me voy a orinar en clase, por supuesto que no lo hace de esa manera, de hecho, hacen grandes propósitos y en la consulta los comparten como si fuera un asunto de yo sí, hoy sí puedo, muchas veces más allá de eso y es necesario tenerlo en cuenta, así haya una intervención profesional o sea solamente un acompañamiento a nivel familiar. Existen técnicas que permiten motivar o generar patrones de conducta que refuercen el hecho no tanto del control como tal de esfínteres, sino de las aproximaciones que el niño va teniendo a la conducta que estamos esperando, dar algunos refuerzos cuando se logra la conducta esperada, ignorar la conducta cuando se presenta, son formas que permiten al niño por lo menos motivarse para para llegar a lo que se está buscando.  Celene: seguimos sumando herramientas útiles para que los cuidadores, los padres de familia puedan acompañar a sus hijos en esta tarea, es súper importante también resaltar lo que decía Luz Ángela, el tema de la comunicación siempre será muy importante, con los niños, con profesionales como ustedes e inclusive con los educadores. Nos faltaría Luz para que nos cuente un poquito acerca de ese acompañamiento, cómo se da en el jardín, en las escuelas, si existen algunas dinámicas y juegos para acompañar a los niños en este proceso. Luz: no es una cosa que está en nuestro plan, pero se da sencillamente. Antes de responder a esa pregunta yo quería decirles que para nosotros como educadoras y pienso que para cualquier educador, lo más importante cuando el niño va a ingresar en la institución que se hace, por ejemplo, esa presentación del niño, cuando duerme, qué les gusta, que no come, etc, también sería importante que los padres de una vez sean muy sinceros y expongan la situación abiertamente y digan ok mi niño tiene todavía este problema o mi niño todavía no tiene control de esfínteres, cómo podría ayudarle, de modo que ellos ya sepan que no le van a poner una estampa aquí y “aquí viene el mión”, sino que aquí viene el niño que va a necesitar que se le recuerde tal vez más frecuentemente o se le pregunte ¿necesitas ir al baño? o ¿quieres que te acompañe? tener como eso más en cuenta. También trabajamos con proyectos, no solamente que serían proyectos para kínder  sino también para instituciones educativas, cualquier escuela, como decía Luz Ángela, proyectos para nosotros, estos son momentos o procesos que permiten a los niños aprender en grupo y cómo respetar al otro; tenemos algo que yo he ofrecido muchas veces sobre todo los niños más grandes a partir de los 5 o 6 años que se llama “seres raufen” que en español sería como “lucha justa” y son una combinación de juegos que se hacen durante más o menos ocho o diez sesiones donde los niños aprenden a tener una postura fuerte o hacer fuertes y aceptarse como son, pero también aprenden a protegerse ellos mismos en ciertas situaciones, pero también hay muchos juegos, libros, en donde los niños pueden aprender a aceptarse como son, quererse como son y partir de sus fortalezas y no de sus debilidades. Les puedo contar que incluso un niño de 3 años que ha participado en nuestros proyectos o que ya llevan por ejemplo seis meses en la institución donde trabajo tienen la capacidad de aprender a que si a otro niño le pasa algo así, de repente tiene el pantalón mojado, lo primero que hacen es venir, en este caso, a donde mí y decirme profe: “creo que María se orinó en los pantalones” y eso significa que puedes ayudarla y a veces ellos son los padrinos que le dice ven yo te ayudo y yo te explico cómo funciona todo; y tienen su espacio cerrado, privacidad y no hay un compañero que diga “aquí va, que se orinó María, denle el espacio” sino que todo funciona, es un sistema que ya es conocido por los niños y funciona de una forma muy respetuosa y es muy linda, hay muchas estrategias, muchas cosas que te pueden ayudar sobre todo para darle la seguridad al niño y pues también a los padres de familia, darles herramientas de cómo ayudarle a los niños en la casa. Luz Ángela: es muy importante en ese proceso de acompañar a los niños, que los papás o los cuidadores en general observen cuáles son los aspectos que puedan después de haber descartado muchos otros elementos, los aspectos que por ejemplo, puedan estar generando el temor. Quisiera contar acá una experiencia que tuve con alguno de los chicos que hice intervención, su temor era que la taza del baño era muy amplia para su tamaño y él tenía el pensamiento de que se iba a ir por el hueco del sanitario, la solución simple para eso fue colocar un adaptador y ya. A veces hay cosas demasiado pequeñas que con la observación se pueden también solucionar; yo creo que la forma de observarlas o de darse cuenta es, como si esto fuera un temor a qué le podría tener miedo mi hijo, de qué podría estar pensando que va a ocurrir. La observación es muy importante y la observación sin prejuicios, sin juzgamiento, nos da muchísima información a la hora de acompañar. Celene: Doctor Gabriel, qué otras herramientas podemos tener presentes desde su punto de vista, desde su conocimiento como pediatra, tal vez tenga alguna anécdota por contar, que creo que también es muy importante para las familias porque a veces se sienten identificadas. Les puedo contar más o menos esto: niños que no descansan o no duermen bien, tienen más fácil enuresis. Eso puede estar relacionado, por ejemplo, con rinitis alérgica, las alergias están aumentando en proporción con el paso de las décadas entre un ambiente más contaminado, por supuesto, pero además más modificaciones de los alimentos. Somos en nuestra constitución corporal y en alguna forma, nuestra constitución mental derivados de nuestros alimentos después de que nacemos y nuestra mamá nos entregó todos los nutrientes a través de sangre, en el cordón umbilical, tenemos que venir a hacer todas las reparaciones, reconstrucciones, renovaciones y mantenimiento de nuestras células desde nuestros alimentos, es un concepto de ayurveda; y si no nos alimentamos bien, si utilizamos muchos alimentos procesados, con color artificial, sabor artificial, bastante azúcar que están a la orden del día sin regulación adecuada todavía, al menos en nuestro país, tenemos más chance de desarrollar alergias y mucho más si hay una predisposición familiar a ellas y un niño que no descansa bien, no hace ciclos de sueño completos adecuados y no hace los procesos de recuperación que tiene que hacer, yo he visto niños que roncan porque tienen crecimiento de adenoides, crecimiento de amígdalas, no duermen aunque las horas del sueño los papás las pueden relatar dentro de rangos adecuados, son sueños de despertares intermitentes por apneas más frecuentes y el niño no descansa. Y la otra es la exposición a pantallas porque también se tiene un sueño que no es el adecuado por sobreestimulación y porque aun escogiendo los canales para niños uno no sabe qué procesamiento mental hace el niño con la información que les llega a través de la pantalla, son niños que pueden generar temores como lo como lo mencionó en su momento Luz Ángela, pero no tienen que ver con la ida al baño necesariamente, tienen que ver es con otras exposiciones que tienen durante el tiempo de vigilia. Otra, es que aunque no sea relacionado con la ida al baño, las represiones, las sobre exigencias en los niños, la normalización de su comportamiento o la inducción del seguimiento del comportamiento familiar los ponen a tensión, los ponen tirantes entre lo que ellos pueden ser y lo que lo que quieren ser adentro y lo que les puede permitir el ambiente afuera,  son niños que además, por ejemplo, rechinan los dientes y no tienen ningún problema de la mordida, uno va viendo cómo hay una constelación de señales que le dicen el niño se encuentra en un ambiente donde puede haber bastante tensión, donde hay sobreexigencia en algunos niveles y su descarga es a través de la orina, su momento de recapitulación de todo esto es en el sueño, si se orina en las siestas en el día tienen que mirar otras cosas, ya de la parte orgánica, pero en un poco más a profundidad los aspectos psicológicos, entonces sacado de la experiencia profesional les puedo decir eso, chiquitines que tienen alergias, que no descansan bien, pueden tener más fácil el desarrollo de estas situaciones y si miramos un poco más atrás, pues tienen que ver con la alimentación, pero también con los contextos donde se encuentran. Padres que se han acostumbrado a tener alta exigencia sobre ellos resbalan fácilmente con la exigencia con sus hijos, se piensan un poco el niño más adulto, que me dé un poco más el comportamiento deseado, que rinda un poco más, que alcance un poco más, eso para la orina. A veces pasa porque el niño indirectamente está observando situaciones tensas en el hogar que no “están relacionadas con situaciones de pareja” entonces también lo ve uno cómo la pareja está enredada con algo sea de ellos, sea de la crianza y el niño está temiendo a quedar en el aire, como que aquí estas personas ¿será que se quedan conmigo?, ¿será que no se quedan conmigo?, ¿será que papá se va?, ¿será que mamá se va?, cosas por el estilo pueden hacer influencia por lo menos de manera transitoria en el comportamiento de evacuación urinario o en la defecación. Celene: debemos dar por concluida esta charla que seguro nos deja muchos aprendizajes, muchos consejos para aplicar con nuestros niños a nivel de familia, en las escuelas, también otros profesionales que nos están escuchando pueden tomar algunos apuntes de acá, la verdad se nos queda corto el tiempo para el tema, me gustaría que ya para finalizar cada uno nos dijera ¿qué tener en cuenta, ¿qué hacer y qué no hacer para acompañar a los niños en este proceso? Doctor Gabriel: lo que quiero decirles como a modo de conclusión, es que este trastorno es frecuente, es importante no dejarlo guardado tras las puertas de la casa para no generar todas las repercusiones que vienen en la autoestima y el desarrollo de los niños y de la familia, es importante empezar por saber que no hay algo orgánico y los tratamientos son exitosos, necesitan del compromiso de toda la familia, sirven para un montón de situaciones extra que no solo son relacionadas con los trastornos de evacuación. Luz Ángela: enfatizar en no juzgar y no juzgarse por una conducta que puede ser preocupante para las familias en algún momento de lo que tiene solución si se atiende oportunamente y con el tiempo que requiere para que el niño pueda percibir ese acompañamiento. No pensar que el hecho de necesitar ayuda o recurrir a algún acompañamiento significa que no lo están haciendo bien o que están fallando como padres, hace parte de la cotidianidad de muchas familias, más de lo que ustedes creen y esa es precisamente la razón por la que quisimos hacer un espacio como este para que ustedes sepan que no son los únicos, que no están solos en el proceso y que hay muchas personas estudiando el caso o las situaciones y es precisamente porque son recurrentes. Luz: yo creo que lo primero es, no les ofrezcas regalos para que mejoren esta condición porque ellos no pueden hacerlo así, acompáñalos con mucho amor, con mucha paciencia, incondicionalmente y estar presente siempre para ellos, es lo mejor. Buscar Entradas recientes Indicaciones y contraindicaciones de la Estimulación Magnética Transcraneal Tu Salud Guía COVID-19 – Testimonio de vida, Juan Pablo Mejía Santa Tu Salud Guía Vasectomía: todo lo que necesitas saber Tu Salud Guía tusaludguia Conoce nuestra cuenta de instagram. ¿Cómo reconocer una segunda oportunidad? ¿Cómo En la actualidad se conocen grandes estudios donde La protección solar en la edad pediátrica tiene Cargar más... Síguenos en Instagram

Lee mas
Desafíos a enfrentar en situación de duelo

Hoy vamos a hablar de los desafíos que debemos enfrentar cuando pasamos por una situación de duelo.El duelo no necesariamente tiene que ver con enfrentarnos a la muerte de un ser querido, sino que se relaciona con aspectos de proyectos que tenemos que dejar, con relaciones familiares, relaciones con amigos, por la modificación en la forma de vincularlos con ciertos espacios, y en esa medida, nos enfrentamos a diferentes retos:El primero de ellos es reconocer la realidad de la pérdida. La pérdida en muchas ocasiones es una situación inminente ante la que no hay nada que podamos hacer para modificar, retroceder el tiempo o para que las cosas ocurran de una manera distinta; reconocer la pérdida como algo, hace parte de nuestra vida, es el primer paso para poder enfrentarla de una manera más saludable y con la posibilidad de sacar también aprendizajes de esto que estamos enfrentando sin que ello signifique que no pueda ser doloroso o que no genere malestar inicialmente, sin embargo, el hecho de saber que es algo por lo que todos atravesamos en diferentes momentos, nos va a dar el primer paso a la salida. Agenda una Cita Otro aspecto es abrirse al dolor en un equilibrio entre el sentir y el hacer. Esa apertura implica permitir las emociones que se experimentan ante la situación que nos estamos enfrentando, al mismo tiempo, que tratar de continuar con la vida cotidiana y con las situaciones que tenemos que enfrentar para no frenar nuestra vida; eso en muchas ocasiones puede implicar la necesidad de ayuda de otras personas o por lo menos del reconocimiento de que necesito a otros para para continuar, para hablar de lo que está sucediendo, pero, si es bien importante esa búsqueda de equilibrio, no vernos solamente a buscarnos todo el tiempo hacia el trabajo para no darnos cuenta de lo que está pasando o buscarnos completamente a nuestra emotividad porque obviamente estaríamos ante el riesgo de perder un poco de cosas que tenemos que seguir enfrentando, o de llegar incluso a un estado depresivo o un estado de ansiedad, que no sería malo, que habría que buscar ayuda, pero la idea es prevenir el llegar a un estado como este.Otra parte es revisar nuestro mundo de significados. Cuando nosotros nos enfrentamos a una pérdida a veces es necesario modificar algunas creencias muy rígidas que teníamos, como, por ejemplo, voy a estar siempre de esta manera, de acá nadie me saca, yo voy a trabajar siempre en esto y no habrá ninguna posibilidad de que yo trabaje en algo distinto, si no es en este colegio entonces yo nunca voy a estudiar, si no es con esta persona entonces yo nunca voy a tener una relación de pareja. Abrirse, flexibilizarse ante esas creencias que tenemos tan arraigadas porque creemos estamos muy fijos en alguna situación o relación específica así sea con personas, cosas, con proyectos, es también esa posibilidad de empezar a construir algo nuevo, de abrirnos a las otras posibilidades y no quedarnos enfrascados o congelados añorando un pasado que probablemente ya no va a retornar porque sencillamente ha ocurrido algo inesperado y que no puede hacerse nada frente a eso.Puede darse también la revisión de prioridades ante una situación de pérdida inesperada. Para mí lo más importante era cuidar a mi mascota, pero mi mascota ya no está, inicialmente, por ejemplo, decía que no voy a tener jamás otra mascota si no está, pero aquí ya puedo empezar a pensar si realmente eso es lo que quiero. Pasado un tiempo podría volver a tener una relación nueva con otra mascota y eso se aplicará a una cantidad de cosas. Si fuera yo a resumir estas recomendaciones, es cómo la pérdida nos enfrenta a la necesidad de flexibilizar creencias que previamente estaban rigidizadas.Por otro lado, está reconstruir la relación con lo que hemos perdido. De manera equivocada se piensa actualmente que a las personas se les sugiera en un momento de pérdida, de duelo, por ejemplo, por la muerte de un ser querido o por una ruptura en relación de pareja, se deshicieran de todas las cosas, regalaran todo o quemaran todas las cosas. Ahorita se habla mucho más de la importancia de respetar nuestros propios procesos, incluso no tomar esas decisiones en los momentos críticos del duelo porque ocurre que cuando ya viene la reconstrucción de lo que ocurrió, la comprensión incluso de las razones por las que se dieron las cosas como se dieron, yo puedo tener una forma distinta de vincular con esos recuerdos que quedaron de la persona con la que se dio la ruptura. Actualmente se recomienda más guardar las cosas durante algún tiempo y pasada esa emocionalidad identificar si realmente quiero es deshacerme de ellas o quiero darles un lado distinto.En muchas ocasiones ocurre que, al principio, digamos de una ruptura de relación de pareja, pensamos que no queremos nunca volver a ver a esa persona, que la queremos eliminar de nuestra vida completamente y más adelante, al observar bien en retrospectiva qué pasó, por qué se dio la ruptura, pueden establecerse relaciones cordiales que implican incluso una resignificación bonita. Hay autores que hablan de que las relaciones no se terminan, sino que se transforman y para mí, es una forma muy bella de hablar del duelo y de la pérdida en general porque finalmente eso que ya no está: esa persona, ese proyecto, esa situación, ese lugar, hace parte de mi historia que aunque yo lo quiera sacar de mi vista siempre que yo hable, cuando tuve cierta edad esto pasó, estaba en tal lugar con esta persona, era casada, era soltera, estudiante de colegio, tenía esta mascota, tenía esta empresa, hace parte de la historia aunque esto ya se haya borrado supuestamente en lo físico, siempre queda un registro, incluso aunque yo quiera borrarlo de mi memoria, hace parte del proceso que yo he trasegado en mi recorrido por la vida.Mirar las rupturas no como fin de una relación, sino como modificación de la misma, va a permitir también observar una ganancia o zanjar al final una ganancia de ese proceso histórico que implica siempre ganar y perder Ver todos sus videos aquí

Lee mas
¿Cómo acompañar a personas que están en duelo?

Cuando hablamos de duelo no solamente estamos haciendo referencia a la muerte, sino a diferentes situaciones de la vida cotidiana en la que nos enfrentamos a romper una relación o a distanciarnos de cosas, de personas, de lugares o de proyectos que son emocionalmente significativos para nosotros. El primer aspecto importante a la hora de acompañar a alguien que está atravesando por un proceso de duelo es abrir las puertas a la comunicación, es decir, estar presto en especial al contacto con el otro, no siempre abordar a través de la pregunta cerrada que nos va a dar unas respuestas cerradas, sino por medio de preguntas abiertas, por referencias o experiencias propias o sencillamente “¿cómo te sientes hoy?”, “hoy he estado pensando en ti” “puedo imaginar que la estás pasando mal en este momento”, “hay algo en lo que pueda acompañarte”, eso es básicamente la apertura. Agenda una Cita Una segunda recomendación es escuchar un 80% y hablar en un 20%. Claramente acompañar una persona que está trabajando en un proceso de pérdida para algunos resulta incómodo, no sabemos qué hacer, qué decir, cómo acompañar al otro, tratamos de empezar a darle soluciones o a decirle que nosotros lo hemos hecho súper bien o a minimizar lo que está ocurriendo, diciendo, por ejemplo, “eso se supera” “cosas peores han pasado en esta vida”. A veces esa incomodidad es mejor enfrentarla a través del silencio, pero de un silencio que acompaña, que permita al otro sentir la presencia y la disponibilidad aunque no se tenga absolutamente nada para decir, incluso nombrarlo baja la tensión de las dos partes y permite al otro sentirse acompañado, no es nada extraño decirle a la persona con la que yo estoy “no tengo ni idea qué decirte” “me deja sin palabras esta situación que me estás compartiendo”, pero acá estoy para ti.Un tercer elemento es ofrecer ayudas concretas. Es importante tener en cuenta que hay momentos que atraviesan las personas en sus procesos de duelo y pérdida en los que están avocados completamente a su emoción, no hay un procesamiento cognitivo que permita tomar buenas decisiones, entonces el acompañamiento en muchos casos implica no solamente estar ahí, permitir la emotividad del otro, sino acompañar en las cosas prácticas: diligencias que tengo que hacer, decisiones que es necesario tomar, traslados, compras, entrega de cosas, guardar cosas, etc, dependiendo de lo que esté ocurriendo. Acompañar al otro en lo práctico no significa tomar decisiones por él, significa estar ahí para hacerle caer en cuenta que es necesario hacer esto, que si ya se ocupó de esto otro, que si necesita ayuda para poderlo ejecutar, pero en ningún momento significa invadirlo y tomar decisiones por él.Por otro lado, está la posibilidad de hablar de nuestras propias pérdidas de tal manera que eso le dé a la otra persona la confianza de manifestar cómo se está sintiendo en este momento. Al hablar de las propias pérdidas es importante que no sea para mostrarle al otro que salimos muy bien de allí, que nosotros lo enfrentamos super bien o que tal vez no significó nada, al contrario, es para mostrarle al otro que yo ya estuve en ese lugar y que tal como a él le está doliendo en este instante, puedo colocarme en sus zapatos, aunque nunca podré comprender realmente porque las vivencias son individuales y cada quien tiene su forma de procesarlas y de afrontarlas, pero voy a sentir en un vínculo más empático si sé que el otro ha atravesado por una situación similar, además, permite abrir la conversación de una manera más tranquila.Establecer contacto físico es importante, pero un contacto físico que no sea invasivo, es decir, yo estoy ahí disponible, puedo colocar una mano sobre el hombro de la otra persona, nunca llegar de manera abrupta a abrazar, a tocar, a invadir el espacio del él, pero sí esa cercanía que le permita saber que si necesita contactarse ahí está y puede hacerlo con nosotros.Finalmente ser paciente con la historia de pérdida del otro. Claramente cuando estamos en esos procesos de duelo, el otro habla y cuenta la historia una y otra vez y eso amerita la posibilidad de nosotros abrirnos a esa escucha de la que hablábamos al principio, saber que incluso contar esa historia varias veces le permite al otro re- elaborar, empezar a sentirse más tranquilo, comprender cosas para sí mismo.Muchas veces nosotros bloqueamos esa comunicación, diciendo “ay no, ya me contaste, ya me dijiste, ya le ha dicho a todo el mundo que se le murió el perrito, pero pues, ya, todo el mundo sabe”. Este asunto de volver a narrar la situación es algo que permite elaborar psíquicamente eso que al principio creemos que es inaudito, que no pensábamos que podría estar pasando, que al principio para algunas personas puede ser relatado como un sueño, entonces el hecho de volverlo a colocar en palabras, implica también traerlo a la realidad. Acá es importante decir que, en el acompañamiento, por ejemplo, para los niños probablemente el relato pueda ser a través de la lectura de cuentos, la escritura, historias que nosotros nos inventemos con ellos o que podamos recrear a través del juego mismo. En otros espacios hablaremos de recursos específicos para eso, pero a la hora de acompañar también es importante acompañarlos allí en el mismo juego que les permita vehiculizar esas emociones que implican esa pérdida. Ver todos sus videos aquí

Lee mas
¿Qué son duelo y pérdida?

¿Qué significa la pérdida?Es un daño en un recurso o en un aspecto personal, material o simbólico con el que se tiene un vínculo importante, eso es un aspecto fundamental, no se trata para hablar de duelo de cualquier pérdida, sino de algo que realmente es significativo para nosotros.Hay otras definiciones como la privación de algo que se ha tenido y hablar de ello implica pensar casi que la vida en sí misma es una colección de duelos porque nos enfrentamos todo el tiempo a diferentes pérdidas. Justamente en este momento que estamos atravesando,hay muchas pérdidas que todos estamos enfrentando como los cambios a nivel laboral, económico, los cambios que atraviesan los niños, por ejemplo, en relación a la escuela: dejar sus compañeros a tener vínculos diferentes con ellos, con sus docentes, dejar de visitar a sus abuelos. Todos estos aspectos implican en sí mismos una pérdida y por lo tanto, es un proceso de duelo que no siempre tiene que ser emocionalmente negativo, pero que sí implica un reajuste o una mirada más amplia de esa forma habitual que teníamos para relacionarlos con el otro. Agenda una Cita Hay diferentes formas de duelo:Hay duelos que son provocados por muerte, enfermedad o discapacidad, pero también se habla de duelos relacionales que son duelos en los que hay rupturas de vínculos con amigos, parejas, familiares, incluso de relaciones con cosas, con una empresa en particular o con alguna práctica que se tenía y que se debe abandonar por ciertas cosas; existen también otros duelos que no tienen un reconocimiento social, es decir, son duelos que todos atravesamos, pero que no son como su nombre lo indica, tan visibles socialmente para los otros, por ejemplo, cuando nos enfrentamos a la pérdida de una mascota aunque vamos ampliando un poco la mirada en ese sentido, pero para algunas personas es inaudito que yo me sienta mal o que me sienta triste porque he perdido a mi mascota, sin embargo, es un aspecto que para algunas personas es muy importante y así hay muchos otros duelos que se viven de manera silenciosa, casi hasta con vergüenza en algunos casos porque socialmente no son vistos de tal manera. El duelo se define como un dolor por una pérdida o el dolor que yo atravieso por una pérdida de algo que amo y ya no tengo y puede ser que no lo tenga por un tiempo o que definitivamente deje de tenerlo. Existen algunas teorías que hablan de fases en los procesos de duelo, sin embargo, actualmente no se habla tanto de pasar por diferentes fases en esta vivencia, sino más bien por momentos específicos que no tienen que ser secuenciales, que las personas no viven de la misma manera y esto es fundamental mirarlo así, puesto que algunas veces hay una exigencia como de “supéralo” “haz esto” “ya ha pasado mucho tiempo”.Es un proceso individual que comprende de manera individual que cuando hay algunas clasificaciones o alertas se hacen más para tratar de tener la posibilidad de acompañar a las personas, de predecir algunos comportamientos que pueden llamarnos la atención para generar ayuda, sin embargo,  nunca será un duelo igual de una persona a otra o el afrontamiento de una persona a otra y eso es fundamental para cuando se va a pensar en nuestros propios duelos o en cómo acompañar los de las otras personas. Algunas personas cuando pasan por momentos de duelo atraviesan por un estado que es el estado de negación o aislamiento, es cuandoyo probablemente ni siquiera me he dado cuenta que he tenido una pérdida importante o que es algo que me afecta y aquí se hace énfasis en la importancia de no pensar en el duelo únicamente cuando hay una muerte, es pensar en esos duelos en general cuando se ha perdido algo con lo que yo me he vinculado de manera significativa. En ese momento de aislamiento o negación, las personas parecen estar como en una nube, sin haberse dado cuenta que algo pasó y es un momento en el que es muy importante acompañar a esa persona que está pasando por esa situación, en ocuparse de las cosas prácticas, hay un momento como de shock, es probable que se quede en stanbay con sus cosas de la vida cotidiana y aquí es importante que haya ese soporte externo que me permita continuar haciendo cosas que son necesarias. En los momentos de evitación y negación ocurre sobre todo que cuando es una perdida inesperada como lo que pasó para muchos o que viene pasando en este tiempo de pandemia y es que, primero pensamos que íbamos a estar encerrados solamente 40 días o que íbamos a dejar de ir al trabajo solamente por cierto tiempo y luego vienen apareciendo otras cosas, vemos que han pasado muchos meses y todavía seguimos experimentando cosas que no esperábamos; muchas personas al quedarse en esa fase inicial no se dan cuenta que es necesario movilizarse de alguna manera. Otras personas pasan por un tiempo de rabia en el que hay una fluctuación en las emociones entre la rabia y la tranquilidad, esto es necesario. Probablemente algunos la estén observando mucho en este instante con los adolescentes por ejemplo, y algunas de esas reacciones o fluctuaciones entre rabia y tristeza pueden estar asociadas precisamente a esas cosas que se tenían y que se han perdido, las clases de fútbol a las que podía ir y ya no puedo ir, la interacción que tenía cada fin de semana con mis amigos y que ya no puedo hacerla, esa fluctuación de emociones es necesaria porque si me quedo solo en la tristeza,  voy a ir a un lugar no muy deseado y si me quedo solo en la rabia, tampoco va a ser  lo más adecuado. Esto lo que nos permite es como tener un equilibrio para empezar a restablecer el contacto cotidiano o natural con la nueva situación que estamos presentando, ahí es importante, las personas empiezan a conectarse con lo práctico, en cómo voy a hacer, qué voy a hacer de acá en adelante, puede aparecer también el reclamo: ¿quién tiene la culpa de esto? Y lo estamos viendo constantemente, si el gobierno hiciera esto, pero si los vecinos hicieran esto otro, a los niños los escuchamos con mucha frecuencia peleando con el mismo virus, por ejemplo, es un momento muy específico donde se viven todas estas emociones con las que quisiéramos sacar esta situación que nos ha llevado a la modificación o a la pérdida de situaciones que venían siendo cotidianas para nosotros. En otro momento, las personas pasan por un proceso de asimilación, en el caso de la muerte, por ejemplo, ese proceso es cuando ya no hay tanto acompañamiento social, las personas empiezan a retomar su vida cotidiana y aquel que ha perdido a alguien significativo, que ha tenido una ruptura amorosa, por ejemplo, le toca volverse a encontrar solo, retornar a su trabajo. Es un momento en el que las personas pueden empezar a sentirse más tristes de lo habitual porque ya se empieza a percibir este vacío de lo que ya no se tiene, nos pasó a muchos también con el tema de empezar a trabajar en casa, al principio era chévere, pero cuando pasan los días y no vemos a los compañeros y todas las interacciones son a través de la pantalla, sí empieza esa sensación de que ya estoy solo, que no tengo con quien compartir mi día a día y eso amerita ese proceso de asimilación de una realidad que estamos viviendo. Otras personas pasan por el proceso finalmente de acomodación, en este viene la pregunta, esto es lo que está pasando, está de esta manera, entonces, yo, ¿qué voy a hacer con mi vida?, ¿cómo lo voy a hacer?, ¿cómo voy a asumir esta nueva situación que se está presentando?, ¿cómo sigue el transcurso de mi vida a pesar de esto que estoy viviendo?, Es bien importante saber que en estos procesos de asumir la pérdida, algunos autores dicen “vivo un paso hacia adelante y dos hacia atrás”, no es una secuencia de que primero voy a estar así, luego así, sino que a veces voy a estar triste, otras voy a estar acomodado a la situación, otras veces voy a tener interrogantes, pero finalmente van llegando esos recursos que voy activando para poder enfrentarme a la nueva situación y a lo que puede ser una pérdida definitiva o que en muchos casos también puede ser una pérdida temporal o sencillamente una reorganización de la vida que finalmente hacia allá, es hacia donde pretendemos que se vaya, a abrirnos a la posibilidad de que hay momentos en los que hay que reorganizarse, más que sentarse a lamentarse por lo que ya no está  o por lo que ya no pasó y esto no tiene que ser un proceso abrupto o inmediato, obligado o forzado, sino que en la medida que se va identificando y aceptando que voy en un proceso normal de la vida, me duelen (por eso se llama duelo) o extraño cosas que ya no están, empiezo a construir la nueva forma de contactarme con esas cosas, con esas personas o a reconstruir una historia de una manera distinta. Ver todos sus videos aquí

Lee mas
¿Cómo hablarle a un niño?

La comunicación es un fenómeno que involucra un interjuego imbricado y complejo entre palabras, gestos, tonos y conductas. Cada uno de ellos tiene la posibilidad de redefinir y dar sentido a los otros componentes presentes en los actos comunicativos. Podría yo decir, que una de las dificultades más persistentes en la consulta con cuidadores, es la forma de comunicarse, tanto con niños como con adolescentes. Lo que puedo observar con frecuencia es la búsqueda de conversación a través del interrogatorio, lo que deja a uno de los interlocutores ante la posibilidad de la respuesta cerrada y al otro ante la frustración de no obtener la respuesta que desea. Ejemplo:  ¿Qué te pasa? Nada¿Estás llorando? No¿Estás enojado? Normaly viene entonces con ello la queja, es que no me dice, es que no me cuenta, me corta la conversación. La conversación inició cortada desde la forma inicial del contacto.  A pregunta cerrada, respuesta cerrada.  AL COMUNICARTE CON UN MENOR RECUERDA:1. Baja las expectativas de la respuesta que esperas para que logres escuchar realmente lo que tiene para decirte2. Recuerda quién es el adulto de la relación3. Evita pedir explicaciones sobre las emociones, muchas veces no sabemos dar cuenta de por qué razón nos sentimos de una u otra manera y si resulta más fácil describir las sensaciones corporales o incluso los pensamientos.  ¿Qué sentiste entonces en ese momento?, ¿qué te pusiste a pensar cuándo eso pasó?4. Ubícate en la edad del menor y recuerda cómo te pasaban a ti ciertas cosas, cómo las sentías a esa edad. Lo que hoy es una tontería a los 10 años fue lo más trascendental de nuestras vidas, no midas con tu edad o tu experiencia sino con la de tu interlocutor5. Evita utilizar discursos de juzgamiento.  Muchos cuidadores dicen que el niño o joven puede contar con ellos para lo que sea, sin embargo, a la hora de escuchar algo inesperado la primera respuesta es el reproche, lo que trae como resultado mentiras, ocultar información o experiencias, silenciamiento, tensión, etc. Algunos ejemplos de palabras de juzgamiento: es que tú, te lo dije, en esta casa no voy a tener un, tú estás muy pequeño para eso, te dije que no pasaras por ahí……6. Si efectivamente ya sabes lo que pasó, evita la pregunta: usa en lugar de ¿dañaste tal cosa?, me di cuenta que tuviste un accidente con la lámpara, me gustaría que me cuentes cómo pasó?7. Evita preguntar directamente, piensa en una forma de introducir el tema.  Puede ser que solo hablar de esto haciendo referencia a otros o a ti mismo, le permita sentir la confianza para contar su propia experiencia.8. Realiza la exposición tú primero, muchas veces exigimos estando en el mismo lugar de incapacidad…Ejemplo: hijo me siento tan asustado con esta situación, algunas veces no sé cómo actuar.9. Comparte lo que imaginas sobre su experiencia. Ejemplo: cuando yo terminaba mis relaciones a tu edad, sentía que no iba a poder salir de eso y ahora me estoy imaginando que te está pasando a ti de la misma manera.10. No tomes el rechazo como un ataque personal, ni te iguales a mostrar cuál de los dos tiene más poder de rechazo hacia el otro, nuevamente: tú eres el adulto11. Si necesitas saber algo o que el menor haga algo pídelo directamente, evita el rodeo a través de preguntas innecesarias.  Ejemplo: hijo por favor no hagas planes para el domingo vamos a ir a la casa de la abuela.Necesito que por favor adelantes tu trabajo porque necesito el computador para el próximo lunes. Con los más pequeños: usa el juego, los cuentos, las historias de otros niños, tus propias historias en situaciones similares, no necesariamente para enseñar y si para abrir el tema o permitirle al niño usar los personajes para dar salida a lo que él siente. Puede ser que el menor no te hable de lo que le pasa, pero la fantasía es su forma de comunicar lo que siente a través de personajes:  dibujos, lectura o escritura de cuentos, juegos de imaginación. Haz preguntas amables, positivas y abiertas. Por ejemplo:·        Mañana es tu partido de fútbol, ¿qué tal te sientes para participar?·        Hoy recordé que estás de cumplemeses con tu amiga, si necesitas algo para celebrar me cuentas·        Me parece que quieres estar solo, puedo dejarte este espacio y si necesitas algo acá estoy·        Tal vez no sea el momento para que hablemos de esto. ¿Te parece si lo dejamos para después?·        Veo que te gusta esta música, yo no tengo idea de este artista, me gustaría escucharlo contigo. Cuando tengas la confianza para hablar¡Escucha atentamente!¡No interrumpas!¡No trates de “ganar” con una historia mejor!, o de ser superior contando como tú si lo sabes resolver¡No dejes la conversación a la mitad!¡No te distraigas con tu teléfono o con otras personas!Muestra interés sobre el tema No olvides que muchas veces no es necesario confirmar lo que ya se sabe o sobra la conversación, tan solo se necesita la cercanía del otro, tener la confianza de saber que está… El ofrecimiento de un abrazo, con la posibilidad que el otro quiera recibirlo o no, la misma oferta de acompañarle en su cama, acostarse a su lado en silencio, permitir un baño relajante, con los más pequeños realizar un masaje antes de dormir. Espero que este abrebocas a un tema tan complejo como la comunicación, les anime a buscar otras formas…recuerden la clave, el interrogatorio genera preguntas cerradas y bloquea la conversación con grandes y chicos. Ver más consejos aquí

Lee mas
Ansiedad dental por experiencias negativas

La ansiedad dental puede generarse o por experiencias previas que el paciente ha tenido, pero también por ideas que se generan acerca de lo que es asistir al odontólogo. El paciente puede generarse la idea de que es un lugar horrible donde hay agujas, donde va a generarse dolor, incluso esas ideas pueden tratarse en la primera consulta preguntándole cuáles son los prejuicios que tiene acerca de la asistencia al odontólogo, bajar un poco esos prejuicios que tiene, mostrarle también cómo ha evolucionado a nivel tecnológico la odontología, que los procedimientos no son los que nosotros nos imaginamos en otra época o los que algunos tuvimos que vivir, lo cual nos permite también bajar mucho como esa experiencia que él anticipa como negativa y que finalmente es una experiencia cotidiana de asistencia a una cita como cualquier otra. Agenda una Cita Ver todos sus videos aquí

Lee mas
Control de ansiedad dental, técnicas eficaces

Hay algunas técnicas que podrían utilizarse para este manejo de la ansiedad dental, empezamos por el espacio. El espacio debe ser tranquilo, puede haber música suave que permita que el paciente se sienta en ese ambiente donde no hay nada que resulte amenazante para él, luego viene la parte que al paciente se le recibe y se siente en un espacio seguro donde le informan lo que va a pasar, cómo va a pasar. Pero  existen técnicas más estructuradas de relajación,  hay una muy común utilizada en la psicología, por ejemplo, que se llama la relación progresiva de Jacobson, donde al paciente se le enseña que tensione diferentes partes del cuerpo y luego las suelte y eso hace que obtenga un equilibrio a nivel fisiológico de la activación que está teniendo; que respire profundo y luego vuelva a su estado normal, pero sobre todo que pueda tensionar y soltar sus músculos cuando está en ese momento tan activado, nos va a permitir que el paciente esté un poco más tranquilo, hablarle pausado, informar cada movimiento que se va a hacer , por qué se va a hacer, cuál es la posibilidad que le va a dar para su mejoramiento. Agenda una Cita Ver todos sus videos aquí

Lee mas
Ansiedad y miedo, más comunes de lo que crees

Ansiedad y miedo, más comunes de lo que crees El miedo, la incertidumbre, el enojo y la tristeza son sentimientos comunes que a todos nos aparecen en algún momento y que en situaciones de incertidumbre como las que estamos viviendo actualmente, es común que aparezcan.Es normal también que se empiece a pelear con eso que aparece y en lugar de generar bienestar, lo que se está haciendo es incrementar la posibilidad de que esas emociones se hagan más fuertes, generen daño o la posibilidad incluso de detonar una enfermedad mental. Es importante partir de algunos elementos que pueden ayudar a relacionarse de una manera distinta con emociones que han sido socialmente tan rechazadas y que son tan naturales en la vida del ser humano. Agenda una Cita Cuando se habla de ansiedad, hablamos de una ansiedad que es necesaria, que  lleva a la acción, a prepararse y cuidarse, por ejemplo, “si se tiene un examen mañana y no experimento algún nivel de ansiedad, lo más probable es que no me prepare para ese examen, pero si me siento un poco activado frente a esa situación que voy a enfrentar, estudio, me preparo y eso me va a llevar más segura al lugar o la situación que necesito enfrentar”.Cuando la ansiedad se convierte en una preocupación, en un nivel de intranquilidad que impide tener una vida tranquila es cuando puedo identificar que algo está pasando y que debo prestar atención. En otros escenarios se habla también de la ansiedad como un miedo irracional y que incluso la persona puede llegar a identificar que es irracional, sin embargo, no logra contenerlo o parar esos pensamientos que le hacen activar mucho más esos niveles de ansiedad, es allí cuando se habla de un problema de ansiedad. La ansiedad aparece acompañada generalmente de imaginarios catastróficos, “si hago algo, va a pasar otra cosa y después de que eso pase, va a venir lo siguiente” Ahora que estamos con el tema de la cuarentena y del virus, “entonces si yo salgo me voy a contagiar y si me contagio me van a llevar a la clínica, si me llevan a la clínica y no hay respiradores disponibles, me voy a morir y si me muero entonces mis hijos se van a quedar solos”. Se le va dando mucha importancia a todos esos pensamientos y cuando menos pienso estoy viviendo como si esa situación fuera real y empiezo a experimentar situaciones físicas como el incremento en los niveles del ritmo de la respiración, sudoración, ganas de salir corriendo o incluso pensamientos de que me voy a morir en ese momento; técnicamente lo llamamos como un ataque de pánico y es por eso que en el trabajo de ansiedad a lo que más atención se le presta es al monitoreo de los pensamientos y de la respiración.  ¿Cuáles son las señales de alarma para saber que la ansiedad puede jugar una mala pasada?–     Cuando se empieza a sentirse abrumado frente a una situación.–     Cuando se experimenta dificultad para pensar, resolver un problema, tomar decisiones. Cotidianamente podemos hablar, de qué se siente cuando se está ansioso es que una situación que antes era simple, ahora se convierte en un mundo imposible de resolver.–     Sentirse agitado, irritable, inquieto, horrorizado para tomar cualquier acción simple.–     Sentirse tenso o parecerlo la mayor parte del tiempo–     Preocupación sobre la posibilidad de perder el control.–     La sensación de que algo muy malo va a ocurrir, físicamente puede aparecer temblor, estremecimiento, dolores de cabeza con la sensación de mucha tensión, momentos de enojo o mal humor con otras personas, pero con la idea de que me quieren enloquecer y que todos me hablan, me exigen y probablemente es algo que solo ocurre en el pensamiento.–     Dificultad para sobrellevar el cansancio, el dolor, pueden aparecer náuseas, el pensamiento de que me voy a morir o que me va a dar un infarto.–     Dificultad para dormir o para tener un sueño reparador. Es importante decir que, ante estas señales, por ejemplo, la mayoría de los pacientes que lleva al tope sus niveles de ansiedad, experimentan un ataque de pánico y generalmente estas personas llegan al servicio de urgencias con la idea de que están teniendo un infarto. Allí es donde el tema, de abordar la ansiedad a través del monitoreo de los pensamientos y la fuerza que se les da a ellos es un tema fundamental. ¿Qué puedo hacer cuando me siento muy ansioso?Lo primero es reconocer que el miedo es una emoción normal y eso me va a permitir conversar sobre ese sentimiento o ese temor que tengo, con otras personas que puedan darse cuenta que me siento triste, asustado, frustrado, tensionado, con mucho nivel de exigencia de parte del exterior o una exigencia propia. Muchas veces la ansiedad se genera porque creo que yo soy responsable de controlar todo lo que está a mi alrededor.Decidir junto a la familia qué cosas pueden hacer ellos también para apoyarme, no solo para enfrentar la ansiedad como tal, sino tal vez para bajarme el nivel de presión o para quitarme algunas responsabilidades que he tomado sin darme cuenta y que otros pueden asumir dentro del entorno familiar. Verificar si hay sentimientos de culpa por el solo hecho de sentirme ansioso que esto va nuevamente del nivel de exigencia; expresiones como “yo debería ser el fuerte de esta casa, el que le doy seguridad a todos y ahora estoy sintiendo miedo”. Sí, a veces tenemos derecho a ser el miembro de la familia que siente miedo. Poner atención a las ideas, a las inquietudes, a las creencias sobre lo que está pasando en ese momento específico de la vida, hablar a cerca de ello y también lo que estoy anticipando, es muy usual que, si yo tengo un componente de ansiedad, esté pensando siempre que todo lo que va a pasar es negativo, es miedoso, es catastrófico o va a llevar a algo que nosotros no podemos manejar. La meditación y cualquier otra actividad que implique el manejo de la respiración es fundamental para una persona que vive situaciones de ansiedad, las técnicas de relajación, el yoga, la natación, van a ayudar para enfrentar esta situación. El cuidado de algunos alimentos también es importante; las bebidas negras, la cafeína, el té, las bebidas energizantes pueden empeorar los niveles de ansiedad.Es fundamental la observación de los pensamientos, son ellos los que generan esta activación o anticipación de algo catastrófico que inicialmente solo existe en mi mente, que, por supuesto es una probabilidad que algo horrible pase ante cualquier situación porque no tenemos el control, sin embargo, en ese momento mi cuerpo está reaccionando ante algo que únicamente es probable, que aún no ha ocurrido. ¿Qué puedo hacer si tengo cerca una persona que se observa ansiosa?Lo primero es invitar con amabilidad a la persona a hablar sobre sus miedos, validar esa sensación que está experimentando en ese momento, no hacer el esfuerzo por sacarlo de ahí y/o por minimizar la situación que lo esté haciendo sentir ansioso.– Hablarle y no pedir explicaciones o hacer cuestionamientos. Es muy usual que nosotros ante la angustia de ver al otro angustiado empecemos a preguntarle, ¿por qué estás así? ¿por qué tienes tanto miedo si es una cosa que es sencilla? Generalmente nosotros no sabemos explicar por qué nos sentimos como nos sentimos.Ante la presión del otro, nos sentimos juzgados o tratamos de buscar explicaciones, pero eso no nos ayuda tanto, simplemente escuche y permita un espacio de palabra para el otro. – No trate de obligar al otro de hablar antes de que se sienta listo para hacerlo, pues eso lo que puede hacer, es que antes de ayudarlo genere un mayor nivel de presión. Escuche detenidamente sin juzgar los sentimientos del otro, sin tratar de cambiarlo o de darle una solución. A veces cuando estamos afuera es muy fácil decir al otro qué hacer, sin embargo, el otro en el momento de la angustia no logra utilizar esos recursos que incluso él ve como viables, pero no le da la capacidad para hacer uso de ellos. – Hable con el otro para decidir qué pueden hacer juntos, para brindarse un apoyo mutuo, qué cosas se pueden dejar para después, qué cosas se pueden dejar bajo la responsabilidad de otros también. – Si la ansiedad es muy intensa, la posibilidad de razonar en ese momento es casi nula para el paciente; simplemente acompañe, puede ser con la guía de la respiración, esta es una muy buena forma de estar con alguien que se pueda sentir muy ansioso. Si definitivamente esas formas no resultan útiles, se debe buscar ayuda profesional donde puede estar involucrada la psicoterapia en algunas ocasiones y cuando no es suficiente, se busca la ayuda de la psiquiatría o incluso de otras formas de medicamentos que puedan ayudar, pero siempre de la mano de un profesional. Ver todos sus videos aquí

Lee mas
Abrir chat
¡Hola! ¿Como te podemos ayudar?